atrapado-en-el-tiempo-1993-harold-ramis-original.jpg1

Leer el post de Belén Sata-Olalla de los 10 Mandamientos de la Fe Transmedia me produjo una efervescencia de viejos sentimientos y un afloramiento de pensamientos cíclicos en mi cabeza, que me ha llevado a publicar el post de hoy, en el que intentaré explicar cómo las historias se cruzan y patronean en todos los ámbitos de la vida, siguiendo unas leyes o mandamientos universales. Además lo intentaré hacer mezclando tres ingredientes: una teoría económica (ciclos de Kondratieff), el sentido común y una Peli que me encanta y me parece genial, “Atrapado en el Tiempo”. Una peli de Harold Ramis, Productor y Actor a quién recordaremos por su participación en grandísimos clásicos del cine de los 80 y 90, como “los Cazafantasmas” , “El pelotón Chiflado” o “Los albóndigas 3”, y… Oh my God!!! , “Desmadre a la Americana”, entre otras.  Una Peli basada en una histoia de Danny Rubin, escritor y actor. En mi humilde opinión, esta peli fue su obra maestra dentro de una corta carrera en el cine.

Y es que, en realidad, el argumento de “Atrapado en el tiempo” tiene un parecido más que razonable con el mundo real, aunque algunos cinéfilos piensen que las pelis tienen un argumento distinto dependiendo de quién las vea. Además de ésto, también tiene un parecido razonable con la teoría de los ciclos económicos de Kondratieff y, a su vez,,… Bueno, no voy a complicar más el tema porque sufro de una gran facilidad para enrrollarme y me gustaría que al final de este artículillo quedara más o menos claro  lo que quiero exponer, por lo tanto al grano.

7.-Otra-vez-BlogAunque todos sabemos de qué va la peli, por si lo lee alguien que no la haya visto (muy mal) os contaré que en  hay un tío (Bill Murray) que es un Artista y lo mandan a un pueblo a cubir la fiesta del “día de la Marmota“, cuando pasa un día y se levanta a la mañana siguiente, se da cuenta de que está viviendo el mismo día por segunda vez, pero no se lo termina de creer hasta que se vuelve a levantar al tercer día y vuelve a pasar lo mismo. Acojonante, y sorprendente sinopsis así de primeras, pero ésto es la  que vendría por la parte de atras de la carátula de la cinta. Lo interesante es lo que pasa después, Al principio, como decíamos que era un poco monstruo el amigo, lo está flipando, le parece muy molón comenzando a pasárselo to perita haciendo el trápala con la peña (primavera de Kondratieff). Después pasa a una segunda fase (Verano de Kondratieff) en la que se encuentra en su salsa, lo tiene todo controlao y decide pasárselo bien, a tope con la cope y que si quieres arroz Catalina, pero es cuando intenta comerse a su compañera de curro haciéndole un changuei, o muchos, la piva no cae. Esto le hace entrar en una depresión de caballo (Otoño de Kondratieff) e intenta suicidarse de mil maneras distintas pero al día siguiente todo vuelve a empezar de nuevo (Invierno de Kondratieff). Hasta que al final se da cuenta de que debe ser auténtico para sentirse bien consigo mismo y con los demás, de forma natural, sincera y honesta, capás de aceptar críticas, interaccionando con los demás en dos direcciones sin censura ni malos rollos (no sé si esto le suena a alguna marca/Brand) y  en resumen, construyendo su propia historia, la suya y no la de otros.

Esto último es justamente lo que hace que se pueda sobrevivir al invierno, y en el caso de la peli desbloquea el badge de “bucle infinito Temporal” en el que estaba Inmerso.

Ahora os resumiré de forma poco lesiva los ciclos de Kondratieff ,.. a ver como me sale,..

Nikolai Kondratieff fue un Ruso al que le flipaba la econmía y tenía una teoría sobre el capitalismo en que la afirmaba que seguía unos ciclos de unos 50 años aproximadamente, y que 25 eran de expansión y los otros 25 de recesión. Lo primero que pensé fue que si este ruso de principios de siglo estaba en lo cierto estamos jodidos, pero no es esta la lectura que quiero extraer de su teoría. Dividió estos ciclos en cuatro fases y les puso el nombre de las estaciones del año.

kondratieff-cycle1-1024x791

PRIMAVERA.- Estación marcada por la bonanza, el ahorro y tipos de interés bajos. Momento de invertir en acciones de copañías y sobre todo valores raíces.

VERANO.- Inflación a tope, tipos de interés muy altos e inestabilidad de los mercados que te cagas. Compra oro y bienes raíces.

OTOÑO.- Sin duda acciones y bonos los más perita, pero ojo con las burbujas en bienes raíces, bonos y objetos de colección. Aumenta la deuda y a la mierda el ahorro, esto lleva a un inevitable colapso del sistema.

INVIERNO.- Es la hora de hacer acto de constricción de los pecados cometidos durante el otoño en Ibiza. La deuda es rechazada por los bancos y empresas (aquí no paga ni el Tato) y llega la depresión, el descontento y las quiebras. Compra acciones de minas de oro, if you can, y apalanca los bienes raices también if you can.

La primera conclusión que sacas al leer es que esta historía es que también se parece un huevo al cuento de la Cigarra y la Hormiga, y la segunda es que los bienes raices y el oro siempre van bien los muy jodíos.

Pero más allá de un riguroso análisis puramente macro económico, yo a lo que iba es que, sin duda alguna razonable, también se parece un huevo a la Peli de Atrapado en el tiempo, es más, yo creo que Harold Ramis, Danny Rubin eran conscientes de este detalle cuando escribieron el guión de la Peli, los muy Truanes. Yo incluso añado que, los procesos creativos influidos por los modelos de negocio dentro de los mercados de contenidos, también sufren ciclos y que son muy similares a estos ejemplos que he explicado anteriormente. Y que el factor económico actúa como detonante del cambio de las estaciones, por cuanto se crean burbujas y llevan al colapso de los modelos de negocio. Es durante el Invierno del ciclo cuando se producen los cambios que darán salida al colapso, corrigiendo los errores cometidos y crearán una nueva situación de bonanza que llevará a un nuevo verano.

Para mí dentro del ámbito de la creación de contenidos esto que digo tiene mucho sentido, porque creo que pasa lo mismo que en la peli o en la teoría económica. Lo que no me queda claro quien tendría el roll de los bancos en todo esto, pero creo que algunos productores y grandes centrales de medios pasaron el primer casting.

Después de una cálida Primavera y un Largo verano ya hace varios años que terminó el Otoño, el cual algunos intentan estirar todo lo que pueden, poniéndose manga corta o con un jersey finillo, cuando la verdad es que hace un frío que te cagas. Por mucho que queramos aparentar lo contrario estamos en invierno, es la hora de sentarse en casa con el braserito y pensar en que haríamos si fuera verano, de dejar de recordar cómo era antes y pensar en cómo es o cómo va a ser. Si fuera cura os dirái que pensaráis en los pecados cometidos y os arrepentáis de todos y cada uno de ellos, teniedo en cuenta que el arrepentimiento obliga una propuesta honesta de no volver a cometer el mismo pecado de nuevo.

A las marcas les diré que ponerse una camiseta debajo del plumas y las bambas sin calcetines no vale para nada más que para hacer primo y que la peña no te haga ni caso, Y ni te cuento si te vas disfrazado de rapero a un concierto de Un Pinguino en mi Ascensor.

 

Y es aquí donde me cuadra el tema Transmedia, aunque cada vez me fastidia más utilizar esta palabra e incluso me gustaría que Crossmedia y Transmedia fueran la misma cosa, porque la visión desde el mirador multiplataforma y desde un punto de vista subjetivo, como si yo fuera un “nativo digital” , es la que me sugiere que este es el cultivo para que se desarrollen nuevas historias y se creen nuevos ecosistemas de comunicación y creación de experiencias molonas.

Pero, además, no te puedes quedar mucho tiempo pensando o aferrarte a épocas acabadas que fueron mejores. Ahora todo va a toda pastilla y te puede pasar que cuando te levantes tengas que volver a sentarte a pensar de nuevo, y eso no mola. En el caso de las marcas esto está pasando, muy a su pesar, y solo ven lo malo o tienen miedo a lo que se pueda decir de ellos según lo que hagan o de cómo lo hagan. Están tan acostumbradas a pensar en que hacer para que la gente piense bien de ellas, que han olvidado quienes son realmente. Os recomiendo leer este artículo, que me encanta, de Eduardo Pradanos donde explica su punto de vista sobre el tema.

Para eso mejor dedicarse a hacer otras cosas sin pensar en que puede estar peor, pues la verdad es que nunca estuvo mejor, y pensar en el tiempo de invierno que ya ha pasado y no en lo que queda todavía , porque ya sabéis que, en la vida hay cosas malas que te hacen cabrear, otras insultar y maldecir, cuando tu vida esté en ruinas, no te quejes y ponte a silbar,… “Always look on the bright side of life”.