guerrilla audiovisual
A los desheredados de los medios, los ninguneados en las guerras que libran las grandes potencias de la producción, comercialización y distribución audiovisual, a los excluidos de las mesas donde se cocina y deglute la publicidad y los contenidos, nos les queda más remedio que utilizar la innovación y las nuevas tecnologías para combatir en la guerrilla audiovisual.
El perfil del guerrillero va desde el recién licenciado en las fábricas de parados que son las Facultades de Comunicación, a los curtidos profesionales de los medios fulminados por los ERE, pasando por un sinfín de afectados por la crisis o, simplemente, profesionales con los ojos y las orejas abiertas a los cambios que se vienen dando en el sector audiovisual.

Estos profesionales que, por convicción o necesidad, pelean o se están planteando pelear por  acceder a los nuevos consumidores o atrapar alguno de los flecos productivos que las superestructuras desprecian, son de los que quiero hablar: de su fuerza y de sus medios.

Parto de la idea de que es necesario asociarse, constituir una empresa e invertir; para ello propongo estos pasos que señalo de manera sucinta.

Para un proyecto que intervengan pocas personas, la Sociedad Limitada es la forma jurídica y empresarial indicada: se necesita un capital inicial de 3.000 € que se pueden emplear, una vez certificado el depósito por el banco, en la puesta marcha (Gestor, Notario, Registro Mercantil, Registro de marca y logo, compra de equipos..). Además, la responsabilidad de los socios está limitada a la inversión, así el patrimonio personal está protegido si las cosas van mal.
Hay que diseñar una potente (en diseño y SEO) Web empresarial, que sea plataforma de eventos en directo y de contenidos, donde se den a conocer la carta de servicios de la empresa, portfolio de trabajos realizados, proyectos y clientes. Una Web reforzada con unas ágiles y dinámicas Redes Sociales. El resto de infraestructura administrativa se puede resolver participando en un espacio de Coworking (se encuentran por 250 €/mes) donde tener la oficina-productora y/o domicilio social; utilizando para el trabajo diario las redes de comunicación al uso: móvil, WhatsApp, Skype, Hangout..
El aparato productivo y accionarial de la empresa podría estar formado por un Productor/Gerente/Comercial, tres técnicos polivalentes que sean Cámara/Realizador/Postproductor y un Productor/Social Media/Marketing. Con este equipo tan reducido no se puede abarcar una actividad audiovisual profesional, pero para eso están los partners. Tener una buena red de partners es tan importante como elegir bien a los socios.

Formada la empresa es hora de adquirir las armas para combatir en la guerrilla audiovisual, con una premisa: buscar equipos de precio asequible pero con la tecnología más avanzada. Pongamos unos ejemplos sabiendo que hay muchos más (info facilitada por Antonio Moreno y Alex Rodríguez-Alto).

Comenzando por la grabación, se pueden conseguir Cámaras fotográficas como la Panasonic DMC-FZ1000 (graba vídeo 4K) por 899 € o una SONY DSLR con objetivo Sigma 10-20/f3.5 HSM (graba vídeo HD) por 1670 €. En cámaras de video 4K tienes la SONY AX100 por 1.999 € o la PANASONIC HC-X1000 por 2.999 €. Teniendo en cuenta que durante mucho tiempo la transmisión de señal 4k y la presencia en los hogares de monitores 4k será muy limitada, este formato es un estándar de calidad de referencia pero nada más. Con cámaras de vídeo con calidad HD como la Canon XA-20 que cuesta 2.000 €, se puede trabajar en HDTV con todas las garantías. Hay que añadir trípodes, monopie, slider, steadycam y grúa por unos 1.500 €; micrófonos y soportes por 475 €; iluminación por 620 €.
canon xa-20gopro4kSLIDECAMSoporte hombro + Folow FocusALPHA 77IIWirecast+Matrox
Para realización multicámara en grabaciones o streaming  se puede optar por el Sistema integrado Matrox & Wirecast por 7000 € más 2000 € en material accesorio o componer una estructura de mesa de audio, Mezclador ATEM 4K, monitores LCD, PC codificador para streaming, Mac Mini y material accesorio por 9800 €. La nueva arma que no debe faltar en la guerrilla audiovisual es el DRON. Un ejemplo: el DJI Phantom-2 por 700 € al que añadiremos una cámara GoPro Hero4 4K, modelo que está a punto de llegar a España y que y saldrá por 395 €. Un equipo de Edición Multimedia puede ser (con permiso de los devotos de Steve Jobs) un PC Portátil MSI Gaming Edition de 1400 € con Adobe Creative Could por 850 €/año.
dron
Se puede concluir que es factible crear una pequeña productora equipada con las últimas tecnologías y producir contenidos audiovisuales competitivos y de calidad con una inversión aproximada de 20.000 €; para una SL de 5 socios, supone una aportación personal de 4.000 €.
Los nuevos y accesibles medios técnicos, los nuevos canales de distribución y la demanda de contenidos por una nueva generación de consumidores están modificando las categorías y los formatos en extensión, ritmo, estructura y lenguaje audiovisual. Aquí hemos avanzado algo de estructuras empresariales y tecnología, para hablar de guerrilla audiovisual en el ecosistema web y Social Media os cito para el próximo post. ¡Salud!
Imagen de portada: drinks machine; Resto: Fotos publicitarias de las marcas citadas.

@JavierPastorC