Twitter-Periscope

Hace justo 20 años se estrenaba la película “Días Extraños” de la oscarizada realizadora Kathryn Bigelow. En esta película, un atormentado Ralph Fiennes traficaba con una tecnología ilegal que permitía experimentar en primera persona sensaciones grabadas por otra persona. Salvando las distancias (en la película morías si quien había hecho la grabación moría), “explora el mundo en ojos de otro” es el concepto que está detrás de la plataforma de video streaming en tiempo real Periscope que Twitter lanzó hace un mes.

La start up fue adquirida por el gigante de las redes sociales por un precio incierto pero que varias fuentes (entre ellas WS) cifran en algo menos de 100 millones de dólares. Se trata de una gran apuesta de los chicos de Costolo que van a hacer todo lo posible por amortizar cuanto antes. Por el momento ya han empezado a poner restricciones a los usuarios de Twitter que usan la aplicación de la competencia (Meerkat), y se sospecha que están presionando a las celebrities para que sólo usen Periscope para sus emisiones de vídeo en vivo.

Tras estos últimos movimientos de Twitter, al fundador de Meerkat, Ben Rubin se le ha debido de quedar la misma sonrisa incierta que la suricata que representa su logo.

meerkat-MZ-animal-profile-web620_0

La App Periscope que es relativamente minoritaria (aun no esta disponible en Android), y que ha sido catalogada por Wired como “la app para que los usuarios aburridos de Iphone presuman de sus gatos en tiempo real”, aun está en fase de expansión global. Además de Jimmy Fallon, la todopoderosa Ellen Degeneres (42 millones de seguidores en Twitter), ya ha usado la App para hacer videostreaming en tiempo real en sus show de televisión.

Desde un punto de vista de funcionalidad, la introducción de Twitter en un formato de vídeo en tiempo real tiene mucho sentido, sobre todo teniendo en cuenta que en 2015 se prevé un increíble aumento del consumo y generación de contenido de vídeo. Se estima que este año habrá más de 1 millón de minutos circulando por internet cada segundo según un estudio de Cisco Visual Networking.

Este nuevo canal abre un mundo de posibilidades para las marcas que van a poder disponer de un medio en el que promocionar sus productos en formato de vídeo, en tiempo real y con interacciones de usuarios que puede ver toda la comunidad.

Marcas pioneras como Puma o H&M Canadá ya se han abierto una cuenta en Periscope, y la siempre innovadora Red Bull ya ha hecho su primer evento de vídeo streaming en vivo en su Guest House de Miami.

http://www.redbull.com/us/en/music/stories/1331713401353/red-bull-guest-house-livestream-on-rbma-radio

DKNY también ha empezado a usar la App para hacer emisiones de vivo a través de un su cuenta DKNY PR Girl (@dkny)

Tendremos que esperar para ver cómo optimizan el canal otras empresas para promocionarse, las posibilidades son inmensas.

Desde un punto de vista de funcionalidad, Periscope se enfrenta al problema de que las emisiones de video en streaming fuera del entorno wifi suponen un elevado consumo de datos y batería para el usuario. Además, según el tipo de vídeo, la experiencia puede llegar a ser bastante incómoda, los movimientos de cámara, los zooms y el sonido pueden hacer que tras un minuto quieras cerrar el canal y vuelvas al “controlado” entorno Twitter.

Con relación a los contenidos se abren dos debates interesantes que aun no están bien resueltos. El primero tiene que ver con la moderación. En mis primeras experiencias en vídeos en vivo he vivido emisiones de bastantes tipos. La que mejor resume el problema de la moderación fue una que hicieron dos chicas (¿menores?) desde Los Angeles que empezaron un broadcast al mundo con un título poco claro más allá de “dos chicas de LA de noche”. A pesar de la vaguedad, el título resultó ser bastante evocador, pues menos de 2 minutos tenían más de 1000 seguidores. El problema fue que el 90% de los usuarios intentaban iniciar una conversación con preguntas obscenas más alineadas con un chat de cibersexo. Probablemente estar medio borrachas y en camiseta de tirantes en casa no incitaba a preguntarles sobre semiótica, pero seguro que ni ellas, ni muchos usuarios “normales” esperaban una avalancha de comentarios pervertidos. Las chicas frustradas y visiblemente molestas cerraron la emisión en el minuto siguiente.

62ee2119-45db-4e03-bd02-f0103d72e206-352x360

El segundo debate tiene que ver con la propiedad intelectual. El ácido periodista Brian Barret, entiende que los contenidos emitidos por Periscope no suponen un problema real de derechos de propiedad intelectual ya que nadie va a querer ver un capítulo en exclusiva de Juego de Tronos o un partido de Baseball en su móvil desde un emisión “pirata”. En primer lugar, porque es muy incómodo de ver y la calidad es baja. En segundo lugar, porque el que quiera ver contenidos de series o películas lo hará desde webs de descargas piratas con mejor calidad.

A mi entender si pueden surgir problemas de vulneración de derechos de propiedad intelectual o incluso de derechos contra la intimidad. Si bien es cierto que hasta que mejore la calidad de la imagen y sonido, aun no va a ser un problema para las televisiones que emitan contenidos de pago.

Por el momento la iniciativa parece una apuesta inteligente a medio plazo de Twitter por empezar a liderar un mañana que ya está aquí.

@cvasall