Beats1_2

16 de junio de 2020: Gabriel cumple hoy 15 años. Se ha levantado sonriente al escuchar cómo el DJ Zane Lowe mencionaba su nombre en Beats 1, la radio musical online que Apple puso en marcha hace ahora un lustro. Lowe se consagró a principios de este siglo identificando y difundiendo las nuevas tendencias del pop en BBC Radio 1, la emisora para jóvenes de la corporación pública británica, y fue fichado por la compañía con sede en Cupertino junto a Julie Adenuga y Ebro Darden para poner en marcha una emisora musical global que inicialmente operaba desde Los Ángeles, Londres y Nueva York.

Lowe felicita en antena a Gabriel: sabe de su cumpleaños gracias a la cuenta del adolescente en iTunes y le dedica Liar, tema electrofunk del grupo Harry Up que el chico solicita con cierta frecuencia en sus búsquedas por Apple Music después de que el ‘youtuber’ especializado en gameplays Vegetta777 lo confesase favorito en uno de sus vídeos sobre Minecraft. Desde Estados Unidos el locutor encadenará otras dos canciones de similar estilo interpretadas por el ya afamado dúo canadiense Chromeo y el aún emergente solista francés Cosmo Vitelli. Lowe hace notar su pasión por cada tema que pincha y se esfuerza por crear un vínculo emocional con su selección. En apenas cinco años Apple ha consolidado un modelo planetario de radio musical que programa éxitos, descubre canciones y personaliza su contenido.

¿De verdad?

¿Qué son Apple Music y Beats 1?

8 de junio de 2015: Apple presenta sus nuevos servicios durante la Conferencia Mundial para Desarrolladores, un evento que reúne cada año a cerca de 5.000 personas dispuestas a pagar 1.500 dólares para conocer in situ cómo colaborar con la empresa de la manzana. Se esperaba la renovación del sistema operativo para móviles y tabletas, la ampliación de prestaciones para su reloj y, sobre todo, el lanzamiento de una nueva apuesta para introducirse en el mercado del streaming musical tras los fallidos intentos de iTunes Radio (2013) y la adquisición del fabricante de auriculares Beats Electronics y su plataforma Beats Audio (2014). El anuncio llega a última hora y se concreta en Apple Music, una aplicación para escuchar música que además incluye una radio cuya selección de canciones estará a cargo de expertos “humanos”. Sus principales características, comentadas  y valoradas en todo el mundo desde diferentes ópticas y criterios, se resumen en:

  • CONTENIDO: Apple Music combina el ingente catálogo de iTunes (más de 37 millones de canciones –Spotify presume de 30– entre las que se incluyen las de artistas ausentes en otras aplicaciones como The Beatles, Bob Dylan, AC/DC o Taylor Swift) con la tecnología de Beats Audio, la cual le permitirá emitir con un bitrate de 256kbps AAC (igual al audio MP3 a 320kbps que emplean Spotify para su servicio premium o Tidal por 10 €/mes). En línea con sus competidoras –la propia Spotify o Deezer–, Apple Music ofrecerá también contenidos exclusivos, como el nuevo single del rapero Drake, quien alabó en la Conferencia las bondades del nuevo servicio.
  • COMERCIALIZACIÓN: desde el 30 de junio Apple Music se instalará automáticamente en todos los iPhones, iPads, Macs y Apple Watch, pero tendrá también soporte a partir de otoño para el sistema operativo Android. Se podrá disfrutar de forma gratuita durante tres meses, periodo tras el cual pasará a costar 9,99 € al mes si la suscripción es individual o 14,99 € si se contrata un plan familiar con acceso para un máximo de seis usuarios. Los precios revelan gran parecido con los del resto de plataformas (salvo la modalidad freemium de Spotify y la tarifa ‘Select’ de Rdio, que por $3,99 brinda streaming sin publicidad, alta calidad de sonido y la sincronización offline de hasta 25 canciones).
  • DESCUBRIMIENTO: una de las peculiaridades de Beats Audio residía en un sistema de recomendaciones complementario a los algoritmos “sin corazón” que introducían supervisores humanos hasta matizar y corregir asociaciones puramente matemáticas: “El código no puede comprender la influencia de Bowie en una banda ni sabe por qué los Stones van muy bien con Aretha Franklin”, reconocía Tim Cook al confesar que fue la curación humana lo que les convenció de la idoneidad de esta herramienta. Spotify también cuenta con sus propios especialistas, pero las bazas diferenciales de Apple Music se concretan en el intuitivo apoyo de “Siri” (será capaz de reproducir temas a partir de indicaciones tan básicas como “¿Cuál fue la canción número 1 en abril de 1979?”) y, sobre todo, en la radio que actuará como refuerzo.
  • ENVOLTORIO: Beats 1, la radio de Apple Music, será una emisión continua de música para más de 100 países presentada en sus principales tramos por tres renombrados disc jockeys: el ex-BBC Radio 1 Zane Lowe (a quien se considera uno de los mayores prescriptores contemporáneos del pop alternativo), que conducirá dos horas diarias desde Los Ángeles; Ebro Darden, un DJ de hip hop que pinchará desde Nueva York; y Julie Adenuga, la más joven y menos conocida del elenco, que intervendrá desde Londres. Se adivina próxima la incorporación de más voces y, presumiblemente, la introducción de otros contenidos asociados (entrevistas, conciertos exclusivos…) que otorguen verdadero valor añadido a esta programación. Beats 1 estará disponible para usuarios de iPhone e iPad de forma gratuita, sin necesidad de suscripción a Apple Music; ese abono, sin embargo, sí será obligado para los usuarios de Android.

¿Qué significan Apple Music y Beats 1?

Hemos advertido ya en este blog la empobrecedora inercia de la radio musical tradicional, durante tantos años escaparate privilegiado para la divulgación del pop, aliado perfecto de la industria discográfica y ventana capaz de popularizar e imponer gustos musicales desde programaciones comerciales al tiempo que atendía a repertorios de menor alcance desde formatos construidos bajo variables cada vez más definidas (géneros, épocas, tempos, instrumentaciones, idiomas…). El advenimiento de Internet y la multiplicación de opciones para el consumo audiovisual despojó a la radio de ese privilegiado rol, y lejos de imaginar otros lenguajes en torno a la música con los que sostener la atención de su público natural, sucumbió a las rutinas propias de los canales digitales proponiendo de modo general la emisión despersonalizada de canciones donde cada vez ha primado menos la aportación cualificada del locutor.

Semejante escenario ha favorecido la expansión de Spotify y sus cada vez más numerosas réplicas, difuminando aquellas audiencias radiofónicas tan bien segmentadas y con tanto atractivo publicitario. La progresión de la oferta automatizada de música ha incorporado cada vez más aditivos, desde los artistas que proponen listas de canciones en Deezer hasta los conciertos y entrevistas exclusivas en Spotify, ingredientes sencillos que, sin embargo, han potenciado la personalización de la oferta de estas plataformas hasta generar una sólida competencia frente a la radio. Sin embargo, siguen siendo flujos de música por ordenador. ¿Cambia esa percepción la nueva emisora de Apple? ¿Qué aporta Beats 1 al mercado de la radio musical?

  • Apple no reinventa el negocio de la radio, pero sí innova con la combinación de streaming personalizado y emisión masiva de música en directo. Aunque no se incluirán cuñas, Beats 1 tiene previstos patrocinios que le reportarán a la compañía una nueva fuente potencialmente masiva de ingresos: conviene recordar que la radio sigue siendo un negocio saludable en EEUU, donde en 2014 se invirtieron 17.000 millones de dólares frente a los 1.100 millones insertados en las plataformas de suscripción musical. Como señaló John Dohnham, CEO de TuneIn, “la entrada de Apple en el mercado de la radio reafirma la importancia de la radio en vivo, una experiencia atractiva y popular para los oyentes en todo el mundo”.
  • Apple no reinventa la radio musical, pero sí recupera la esencia de un medio cuya identidad ha sido siempre la de generar emoción a partir de canciones (melodía, letra, voces, instrumentación…) elegidas y realzadas por la aportación de un locutor (información, lenguaje, empatía, tono…) y presentadas en directo, ¡ahora!, proporcionando al oyente un sentimiento de escucha compartida de imposible generación por un robot. Beats 1 reviste la radio de toda la vida con el atractivo y vigoroso ropaje de una plataforma digital y la innegable ventaja cultural que representa una marca de éxito con millones de dispositivos en el mercado.
  • Apple no reinventa la investigación en radio, pero sí evidencia el cambio de paradigma en las métricas sobre su consumo como argumenta de modo clarividente Tommy Ferraz: con millones de oyentes utilizando la misma aplicación y al mismo tiempo, reproduciendo y deteniendo, subiendo (o bajando) el volumen, eligiendo favoritos, desbloqueando la pantalla, comprando… ya no hacen falta testeos ni consultas, ¡sólo análisis de datos! Los que proporciona la radio online, el entorno al que parece irremisiblemente destinada una industria a la que Beats 1 sí está obligando a reinventarse. ¡Y pronto!

 

Imagen de cabecera: Captura de la web de Apple Music.

@luismipedrero