Philips radio, Penang, Malysia

Philips radio, Penang, Malysia

En esta mi primera incursión en este blog quiero abrir la Caja de Pandora de un tema que seguro ya se ha tratado en más de una ocasión, pero que no quiero dejar de comentar; la renovación generacional de la audiencia en radio.

No quiero entrar en estadísticas, ni en la búsqueda de ejemplos que con toda seguridad dejará fuera a algunas interesantísimas iniciativas por falta de visibilidad y desconocimiento por mi parte. Quiero que al final de la lectura de este breve artículo, quienes estéis interesados por el futuro de la radio penséis en la forma de hacer brotar la llama en nuevos oyentes, independientemente de su edad.

Porque cuando hablamos de renovación de audiencias instintivamente dirigimos nuestra mirada a los niños y niñas. Nativos digitales que saben perfectamente lo que es internet, que consumen a la carta sus propios contenidos en plataformas como Youtube, Vimeo, Spotify… y que comparten y distribuyen sus autoproducciones por canales de difusión gratuita y sistemas P2P.

Y aunque ese colectivo sea muy interesante a la hora de renovar generacionalmente al oyente de radio, no debemos olvidarnos de los oyentes adultos que en muchas ocasiones dejan la radio porque no encuentran en sus programas contenidos nuevos, nuevas fórmulas de comunicación ni mensajes diferentes.

Por otra parte está el colectivo de mayores, a quienes hasta hace poco llamábamos “la 3ª Edad”.

Sabiduría y experiencia, conocimiento del medio radiofónico y sobre todo muchas cosas que contar. Ese es el perfil de una persona de 70-80 años. Hombres y mujeres que muy probablemente no encuentren en la parrilla de programación contenidos dirigidos a sus intereses ni a sus problemas.

Muchos pensamos que la radio española necesita de una actualización de formatos y contenidos que devuelva a la imaginación y a la creatividad su espacio y protagonismo que en la actualidad no tiene.

De hecho esta nueva temporada, se están viendo en el panorama radiofónico español los últimos movimientos y cambios de fichas en las grandes cadenas.

http://www.tiempodehoy.com/espana/guerra-en-las-ondas

Pero ya lo comentaba muy acertadamente nuestro compañero Luis Miguel Pedrero (https://twitter.com/luismipedrero) hace unos días en redes sociales:

“…comienza una nueva temporada de radio que por fin apostará por ¿nuevos contenidos? ¿O por un cambio de voces y caras? Tal vez sería más oportuno puntualizar que por un cambio de voces “caras”…”

Y ahí creo que estriba el problema de la regeneración de la radio en España y por añadidura de la renovación generacional de sus oyentes.

Por eso creo, en mi humilde opinión, que la batalla de las ondas la ganará aquel que sepa encontrar a los “pequeños oyentes”. Personas de cualquier edad que no encuentran su reflejo en la programación habitual y o bien migran a otros medios (TV, radio on line, podcasting…) o directamente desaparecen generando sus propios contenidos para distribuir entre sus iguales.

De hecho, el término “pequeño oyente” no refleja la realidad de este colectivo ya que la población a la que podríamos aplicar esta etiqueta, es decir, niños y jóvenes entre los 3 y los 12 años que en la actualidad carecen de programación a su medida y adultos a partir de los 65 años que suman en la actualidad más del 18% de la población y en tan solo 15 años alcanzarán el 25% de la población española. Oyentes todos ellos que, en gran medida, carecen de contenidos dedicados especificamente para ellos y, sobre todo, no disponen de voz propia en los medios.

Interesante consultar al respecto este pdf del INE sobre la proyección de la población en España para los próximos años http://www.ine.es/prensa/np870.pdf

Para concluir lanzo algunas preguntas:

¿Escuchará el “pequeño oyente” nuevos mensajes, nuevas fórmulas radiofónicas, diferentes formas de contar las cosas?

¿Estarán las parrillas salpicadas de creatividad e imaginación para estos “pequeños oyentes”?

Que cada uno reflexione sobre ello y responda de la manera más adecuada.

Imagen: FLICKR “Kimubert”

@I_like_radio