Blockchain, esa palabra que no deja de sonar en todos lados, esa palabra que dicen que será la revolución tecnológica más grande desde la llegada de internet a nuestras vidas, esa palabra que lo va a cambiar todo.

¿Pero qué es realmente Blockchain? ¿Por qué va a revolucionar internet? Intentaré en este modesto post arrojar luz sobre este tema, sin entrar en mucho detalle técnico, para que podamos entenderlo de una manera sencilla.

¿Qué es el blockchain?

Blockchain, cadena de bloques en nuestro idioma, es un concepto que apareció en un documento publicado en 2008 en una lista de distribución de criptografía, cuyo autor se hace llamar Satoshi Nakamoto, titulado Bitcoin.
En este documento, a grandes rasgos, se detalla cómo usar una red punto a punto para crear «un sistema para transacciones electrónicas que no dependa de la confianza» , un sistema completamente seguro, transparente, inmutable e inhackeable.

Dicho sistema es justamente Blockchain, que no deja de ser un sistema de base de datos distribuidas, formada por cadenas de bloques diseñadas y cifradas para evitar su modificación. Para que este concepto funcione debe haber varios usuarios que se encarguen de la verificación de las transacciones que se van generando, para validarlas y certificarlas antes de guardarla en el siguiente bloque.

Resumiendo, es como un gran libro mayor que se reparte entre todos los usuarios de la red y antes de escribir en el libro existen “notarios” ( llamados mineros ) que validan y certifican cada apunte.

Entonces, ¿Como va a revolucionar un sistema diseñado para transacciones económicas el mundo entero?

Pues por que dicho sistema se ha evolucionado en otras plataformas como Ethereum, que tiene su propia cadena de bloques que admite contratos inteligentes, smart contracts en inglés, que permiten que el sistema valga para todo tipo de transacciones.
Estos contratos inteligentes podrían sustituir a cualquier intermediario, sustituir productos o servicios que actualmente depende de terceros y así conseguir la descentralización de los mismos.

Podremos tener el control de todas nuestras “operaciones” sean bancarias, de índole laboral, comercial o personal, lo que hará que en un futuro solo nosotros, a través de nuestra clave privada, nos “autocertificaremos” sin tener que pasar por miles de terceros hasta llegar a su destino retrasando operaciones que tardan días o semanas en realizarse, pasando a poder realizarse en horas.

Actualmente ya hay proyectos que están trabajando en este sentido y algunos productos ya están funcionando sobre blockchain y a continuación vamos a repasar tres sectores de ejemplo en los que ya se está aplicando dicha tecnología:

Banca Electronica

En este sentido BBVA ha estado trabajando en la primera operación real de compra venta de un producto entre España y México. Un proceso de este tipo con los sistemas actuales tardaría en completarse unas dos semanas y sin embargo, a través del sistema de blockchain Ethereum privada, con smart contracts, han realizado dicha operación en 2,5 horas.

Música

MediaChain es una startup constituida en 2016 que ha creado una base de datos distribuida, que permite registrar, identificar y seguir la distribución online de trabajos creativos, esto lo consiguen a través del Blockchain, que certifica la autoría del contenido y como “libro mayor” permite conocer todas las transacciones a las que se ha sometido esa obra.

Según los responsables, esto resuelve ese gran problema que existe en la distribución de cualquier contenido original como puede ser la música, imágenes, textos, videos e incluso noticias.

Médico

Grandes corporaciones como la firma Frost & Sullivan, están realizando estudios de cómo poder guardar en blockchain datos como resultados de laboratorio, imágenes, información genómica, tratamientos, diagnósticos, datos de hospitalización, entre otros, de forma encriptada, indexada y firmada digitalmente, permitiendo tener un panorama médico completo de cada persona.

Así tu registro medico permanece contigo, siendo tú la única persona que puede autorizar a otra persona a acceder a tus datos o para agregar una nueva información a tu historial, desde un móvil, una tarjeta o cualquier otro tipo de autenticación única.

Y como estos, hay muchos mas ejemplos de aplicación de la tecnología blockchain en todos los sectores, esto solo acaba de comenzar, ajusten sus cinturones que esta apunto de despegar una nueva revolución! 😉

Imagen: Geralt