Data is the new oil

Algunas personas hablan del litio como la nueva gasolina del futuro de los coches eléctricos, pero no, el auténtico petróleo del futuro, sobre todo, para el sector automovilístico es el Data. Sí el big data, aquello que “supuestamente” nos va a hacer la vida más simple a los usuarios y va a generar todavía más beneficio a las marcas.

Data is the new oil, dijo el Brian Krzanich, CEO de Intel, durante la conferencia del automovil en Los Ángeles.

No soy un experto en Big Data ni mucho menos, pero a la vista está que entorno a lo que se refiere los coches autónomos,  se avecina una ola de datos principalmente, por la carrera que actualmente existe a este respecto, y van a ser una cantidad ingente de datos a procesar, muchos más que la media de datos que genera una persona hoy en día.

Según Krzanich, los vehículos de los próximos años van a  generar y consumir 40 terabytes de data cada 8 horas de conducción, entre 3000 gb y  4000 GB de datos a la hora. Todo esto se debe, principalmente,  al gran número de sensores, cámaras y radares que estos vehículos tienen que llevar incorporados. Estos números cobrán interés cuando  ponemos en contexto que una persona normal, al día, produce alrededor de 650 mb al día.  Por lo que, cada coche autónomo generara al día lo mismo que 3000 personas.

Tipología del DATA

Mucho data, pero no todo el data recogido tiene la misma función ni el mismo propósito. Por esto motivo, el CEO de Intel, arugmentaba tres tipos de funciones de la información que recogen los coches autónomos: el data técnico, el social, y el personal.

Cada uno de ellos con un fin específico. Así, toda la información que trate sobre la lectura de  conos en la carretera y otro tipo de sorpresas, se consideraría Technical Data.   El Societal Data consistiría en toda aquella información que proviene de plataformas colaborativas como por ejemplo, Waze, la comunidad de avisos  sobré tráfico. Y, finalmente, el Personal Data, toda la información que generíamos sobre destinos a los que vamos, tiempos y horarios de paradas, destinos donde paramos, etc.

Data is the new king

Por todo esto, Krzanich considera que el Data es el nuevo petroleo de la información del sector automovilístico. Pero viendo todo lo que puede suceder yo me atrevería decir más que el Data is the new king.  Gracias a los nuevos datos recogidos se podrían crear contenidos específicos y personalizados acorde a toda esa información.

Pongamos un ejemplo. Mi coche autónomo al acercarme me abre la puerta, me da los buenos días y me propone tomar un café dirección al trabajo. De camino, pasamos por un restaurante, el coche me pregunta si quiero hacer una reserva para el jueves noche, ya que seguramente el coche sepa que ese día lo tengo libre. Yo acepto, pero principalmente es uno de mis restaurantes favoritos, aunque no recuerde haberselo dado esta información previamente. Finalmente, llego felizmente al trabajo.

Este ejemplo es lo que llevo toda la vida soñando, el futuro, de verdad, ya está aquí. Pero de todo esto, la pregunta que tenemos que hacernos es ¿qué cantidad de DATA tiene una función meramente operacional y cuanta esconde detrás un propósito comercial?

Como todos sabéis siempre existe  una doble lectura. Revisando el ejemplo, seguramente el café al que se dirige el coche en primer lugar no será aquel que mejor esté  localizado dentro del camino hacia el trabajo, en cambio, si estará patrocinado. Es decir, la marca habrá pagado para que su café aparezca más veces en las rutas antes que otros, al igual que funciona Google Ads. Y el restaurante, el vehículo habrá obtenido mis preferencias porque habrá buscado y analizado las kewords en mis correos electrónicos, mensajes ,conversaciones, mis reservas en el tenedor, y por eso, sabrá que ese restaurante me gusta mucho.

Los estándares de privacidad

El quid de toda esta cuestión. Los coches autónomos tendrán acceso a toda nuestra información de carácter más privado. ¿La protección? Al parecer, ninguno de los que están creando estas tecnologías  pueden afirmar que la información recogida  no tendrá un propósito comercial. Importante punto porque esto se podría cargar parte de este negocio tan lucrativo.

Data is the new oil  frase que fue acuñada allá por 2006 por Michael Palmer en su blog y que se ha ido repitiendo desde entonces. Yo en cambio, soy más de pensar que  el Big Data is the new king ya que, gracias a su estudio y conclusiones  podemos activar estrategias y contenidos creativos acorde a esas conclusiones.

Mientras os dejo una ponencia muy interesante sobre el big data que nosotros generamos y hasta que nivel de concreción las empresas pueden saber de nosotros. ¿Por qué me vigilan si yo no soy nadie?

 

 

Fuente: BbvaOpenmind

 

Anuncios

2 comentarios en “Data is the new oil

  1. Me gusta mucho tu “Data is the new king”. Me recuerda al “Data is the new content” (http://insidebigdata.com/2016/01/14/data-is-the-new-content/) de Moshe Kranc. Tú lo comentas a nivel de opciones que se le propondrán al usuario y estrategias de las compañías para usar esa información. Moshe lo elevaba a nivel de competencia y diferenciación en los mercados. Siempre se ha dicho que la información es poder, así que me parece muy interesante y acertado todo lo que comentas.

    • Gracias Bernie! Muy de acuerdo con lo que comentas. No conocía a Moshe Kranc, pero leyendo el artículo que has pasado, él también lo llega a argumentar “Like content in its time, this data is king”… me alegro de coincidir con él… ;)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s