En agosto de 2015 escribía en este Blog sobre el Proyecto que estaba lanzando en ese momento. El post al que me refiero se titula Historias de Triatlón; Personal Transmedia Storytelling en el deporte. Es un post centrado en Comunicación Digital, narrativa Transmedia y Branded Content.
Partiendo de la evolución del caso propuesto, el Proyecto Olimpiadas París 2024 Team Clavería, un programa de Alto Rendimiento Deportivo, me propongo hablar de Marcas, Comunicación y retorno de la inversión publicitaria; cuestiones que interesan, supongo que más que el deporte, a los lectores de este Blog.

Desde la puesta en marcha del Proyecto #TeamClavería han pasado tres años y es el momento de parar y ver qué hemos hecho y dónde estamos para reflexionar sobre la viabilidad que, tal como luego contaré, dependerá de la financiación y, en consecuencia, de Marcas y Comunicación.

Qué es, cómo se financia y cuál es su estrategia de comunicación.
Si no lo habéis leído o no apetece repasar el post de 2015 os hago un resumen. El Proyecto se basa en un programa de planificación deportiva de Alto Rendimiento con el objetivo de potenciar el talento y el desarrollo físico de jóvenes triatletas de base para llevarlos, en un proceso de 8 años, a lo más alto del escalafón profesional del Triatlón.

El proyecto no cuenta con ayudas públicas y se financia a través de empresas y marcas con diferentes estrategias publicitarias: patrocinio, banners en web, sobreimpresiones en audiovisuales, menciones en redes sociales, product placement, branded content… y se hace visible a través de lo que Eduardo Prádanos denomina Personal Transmedia Storytelling y la comunicación digital.

Qué hemos hecho.

Durante estos tres años, el Proyecto TeamClavería se ha afianzado con la incorporación de varios profesionales al staff  técnico que ahora cuenta con Director y Preparador físico, Coach, Psicólogo Deportivo, Coordinador, Fisioterapeuta, Médico deportivo, Profesor de Inglés, Asesor de Alta Competición, Mentores, Entrenador adjunto y Comunicación. Se han incorporado al equipo cinco jóvenes y han causado baja tres; en la actualidad se trabaja con ocho triatletas. Se han incorporado nuevas marcas y patrocinadores y se ha conseguido una más que aceptable visibilidad del Proyecto, con los medios disponibles.

Con el trabajo de todos ellos se puede asegurar que los objetivos marcados para este periodo, se han conseguido.

Situación actual del Proyecto.

Lo primero a analizar es si el objetivo inicial se sostiene. La foto de este post está sacada de una entrevista que hicimos en TriatlonLand a Javier Gómez Noya, el mejor triatleta nacional de todos los tiempos y, muy importante, el único que se gana la vida de verdad con el triatlón. Claro que es  9 veces número uno mundial, 5 veces Campeón del Mundo,​ plata en los Juegos Olímpicos de Londres, 4 veces campeón de Europa, y Premio Princesa de Asturias de los Deportes en 2016. Por todo esto se gana muy bien la vida, el resto de la élite que compite en Series Mundiales y Olimpiadas, solo sobrevive, como el resto de profesionales en deportes minoritarios.

Es difícil llegar y mantenerse en la élite del triatlón, que crece en usuarios y pruebas pero que es caro de autofinanciar y, además, es de una exigencia física ilimitada. ¿Estamos seguros de acertar amparando y potenciando las expectativas de estos jóvenes deportistas ante un futuro profesional tan incierto?

Parece que la respuesta de deportistas, familiares y staff técnico del Proyecto es afirmativa; mientras tanto se insiste en que sigan con su educación reglada y formación integral: el 95% de los triatletas se mantienen gracias a sus profesiones o actividades económicas no deportivas.

Hasta ahora, con las marcas y los diferentes patrocinadores se ha podido mantener la actividad programada y llegar a los objetivos marcados. Pero el calendario se complica: la subida evidente de nivel deportivo provoca que para participar en competiciones hay que hacer desplazamientos cada vez más lejanos y costosos. Esta necesidad de financiación crece exponencialmente según se avanza en el objetivo de llegar a las Series Mundiales y/o a las Olimpiadas.

El Proyecto se fundamenta en esta estrategia Transmedia:

  • Narración: Comunicación, Web, Redes Sociales/ Seguidores-fans/ Creación de Marca.
  • Equipo Deportivo: Marca #TeamClavería y protagonistas en competiciones públicas.
  • Branded Content: con Partners y proveedores de servicios.
  • Tienda y Consultoría Online: Marca Clavería, comercialización de productos y servicios.
  • Financiación: Empresas y marcas patrocinadoras.

De este planteamiento tenemos que asumir que la comunicación digital, la narrativa  Transmedia  y redes sociales, no han servido para conseguir que marcas o medios potentes financien el Proyecto. Sí han sido suficientes para crear una Marca, visibilizarla y acceder a la financiación básica gracias al Branded Content y al Product/Brand Placement.

La marca “Clavería”, de la que forma parte el Proyecto, está dando los pasos apropiados para generar sinergias y actividad económica alrededor del Triatlón con la reciente puesta en marcha de la tienda online de suplementación deportiva “NUTRICLAVERIA” y la asesoría presencial y online “DIETAS y ENTRENAMIENTO”. Ricardo Clavería es Promotor y Director deportivo en el Proyecto Olimpiadas 2024 Team Clavería, fundador y entrenador del Club Triatlón Clavería-Móstoles y preparador físico en su despacho en PREPARADOR-FISICO.COM.

Qué hacer para asegurar la viabilidad del Proyecto

El capital humano,  triatletas y staff  técnico, está  motivado para seguir hasta lograr el objetivo. La incorporación de una triatleta de 16 años es parte de la estrategia de futuro: será la punta de lanza de la nueva generación que dará continuidad  al Proyecto, más allá del 2024. La gran incógnita es la comunicación en relación con la financiación:

  • Financiación para trabajar en Comunicación promocionada digital y dar el paso a la comunicación tradicional (ruedas de prensa, comunicados, presentaciones, actos públicos, etc.).
  • Financiación para la actividad de triatletas y staff técnico. Costear traslados y estancias en competiciones, stages y concentraciones de entrenamiento. Incentivar el trabajo de triatletas y staff técnico.
  • Financiación para el mantenimiento, alquileres, material de entrenamiento y competición y gastos generales del Proyecto.

Y para esto se necesita reforzar la comunicación para materializar la financiación del Proyecto por una gran Marca o un Medio audiovisual. La aparición de un patrocinador principal suele conllevar algún riesgo y muchos cambios. Riesgo de que se pretenda cambiar la esencia del Proyecto, su ADN que, en este caso, tiene que ver con deporte limpio, respeto a los triatletas como personas y educación en valores a jóvenes en proceso de formación. Cambios en la marca del Proyecto, en la estrategia de comunicación, en el formato….. aquí dinero manda y, cómo decía el gran Julio (Cesar), “cuando llegue ese río, cruzaremos ese puente”.

Mientras tanto ¿Alguna idea?

Fotografías de TriatlonLand

Síguenos en Twitter: @JavierPastorC  @InnovacionAV