Las líneas entre lo real y lo absurdo a veces es muy delgada, y esta frase en unos años puede ser una realidad en toda casa de mercadólogos, publicitarios, productores, diseñadores, influencers, youtubers, analistas, programadores, y una larga lista de profesiones…

Ya no nos van a dar un bofetón o meter un grito por caernos, o por estar con el móvil en la mesa (bueno ahora tampoco que se puede liar…); pero igual sí por no estar hiperconectados todo el día.

Ojo! Que si estamos jubilados, igual somos nosotros quienes reciben la bronca por no mirar la pantalla de nuestro andador… o los sujetos pasivos de la acción el día que estiremos la pata.

Empiezo este post con un rollo Zen; pero Nazi, con un puto de humor macabro; pero sin humor.

Creo que el paradigma de esta intro absurda queda explicada en esta gran frase:

“Si entendiéramos completamente las razones del comportamiento de otras personas, todo tendría sentido”. Sigmund Freud.

Este tío era listo, muy listo y este es el caballo de batalla de la nueva corriente del marketing a la que le importan la personalización, la segmentación, los datos y la medición real del ROI.

España, según datos de Statista, es el quinto país del mundo en el que la gente más tiempo pasa con el teléfono móvil, una media de 2 horas y 11 minutos diarios (alguno de nosotros igual la reventamos). Y esto da mucho que pensar y pero sobre todo condiciona mucho la evolución de estrategias, metodologías, desarrollos y generación de contenido.

Que entramos en una nueva era queda clara incluso para los profanos en la materia, y no hablo de que tengamos una pulsera biométrica, una casa domotizada o que nos hayamos pedido a Alexa, queda palpable en la industria funeraria, cuando algo comienza a ser adoptado por el sector funerario solo queda decir AMÉN. Se están planteando lápidas con pantallas. OJO CUIDAO! Sí habéis escuchado bien, dispositivos que se activen por sensores biométricos que puedan reconocer a la persona que está delante del difunto, y mostrarle un contenido ad hoc. Lo que no sé si esto a a ser SVOD pagado por la familia o AVOD para que le salga gratis a todo le mundo, a lo mejor vas  visitar a tu tatatatatatatatara abuelo y te llevas unos oreo de regalo. Vamos esto podría ser casi hasta un fake de fast content. Un repaso de los mejores momentos del difunto a modo Stories.

Bromas al margen esto implica muchísimas cosas que nos hablan de las tendencias futuras del marketing. Lo que tendría cualquier departamento de marketing moderno:

  1. Contenido
  2. Canales
  3. Tecnología
  4. Datos

Lo que está claro es que el uso y la ubicuidad del teléfono móvil, condiciona cualquier ingesta de contenido en cualquier lugar y momento. En una pausa para el café, para un cigarro, mientras tiramos un previo, mientras ponemos algo al fuego… por lo que tenemos que poder acceder a contenido que cumpla los requisitos de nuestros micro momentos, lo que nos lanza al panorama Fast content para fast users. Pero este contenido rápido no hace referencia a un contenido malo, todo lo contrario, por lo que los creativos tenemos que darle 4 vueltas de tuerca más para que este contenido sea atractivo, aporte valor e impulse la presencia de marca y el CTR (Click Trough Rate).

Esto que comenzó con Snapchat ha ido captando adeptos como Instagram, Facebook o whatsapp.

Otra tendencia que está cobrando especial fuerza es el Context marketing frente al Content marketing, ya que gracias a que hoy se pueden analizar con muchísimo más precisión los datos recogidos de los usuarios para conocerlos y ofrecerles un contenido más adaptado a sus gustos, preferencias y hábitos. Esto no desbancará a la publicidad nativa ni mucho menos; sin embargo el usuario ahora demanda más transparencia y personalización, penalizando lo que es percibido de una forma sangrante como publicidad.

Esto es fantástico; pero no solo necesitamos un canal para el contenido, no solo necesitamos una creatividad si no que necesitamos producirlo, he aquí la clave contenidos ad hoc adaptados a los gustos de cada usuario, por lo que el vídeo programático experimentará también un gran crecimiento. Según la revista FORBES más del 80% de todo el vídeo publicitario será programático por las múltiples ventajas que ofrece como segmentar mucho más a la audiencia, una mejor experiencia y obviamente una mayor conversión ya que permite una comunicación por parte de la marca directa, constante y adaptada.

Por lo que teniendo esto seguir una estrategia de marketing automation  nos permitirá potenciar un engagement con la audiencia mucho mayor.

Bien si os das cuenta todo este crecimiento de tendencias de creación y consumo de la información queda muy bien representado en la estrategia que también comienzan a seguir las funerarias, que alguna ya ofrece servicios de producción de vídeo en vida para recoger esos mejores momentos para la posteridad, o la digitalización de los ya existentes por el futuro difunto. Ole, Ole y Ole!

Nunca creí que llegaría a este punto; pero es sorprendente como esta revolución es imparable y lo contamina todo!  Alabado sea el señor. Amén

Hoy es viernes así que disfrutad y descansad en paz (o no).

 

Imagen| Franco Dal Molin

@Veloriam

@InnovacionAv