El pasado mes de abril me llamó la atención el siguiente titular: “Mediaset inaugura la televisión transversal”, tanto en prensa como en la propias promociones de la cadena; lo que finalmente resulto ser una acción de marketing para publicitar que a través de “Supervivientes” Mediaset conectaba la programación de Telecinco con la programación de Cuatro en las galas de los martes con el fin, evidentemente, de subir el share de esta última.

Ooohh, ¡Qué decepción! Algo que sonaba tan revolucionario se queda en una simple estrategia de marketing.

Sin embargo, todo esto me  ha llevado a reflexionar en lo que realmente puede significar la estrategia de una auténtica televisión transversal.

Respecto de este concepto de, la transversalidad en televisión, es interesante leer este artículo de Josep Lluís Micó de 2010 donde ya adelantaba al panorama de televisión actual:  Entretenimiento transversal. Convergencia de contenidos entre la televisión, internet y los dispositivos móviles .

Si colocamos en distintos planos perpendiculares los medios (cadenas de televisión), plataformas y los distintos soportes (TV, móviles, tablets), actualmente si podemos hablar de una televisión transversal donde los contenidos atraviesan las múltiples plataformas. Cada vez más vemos como la televisión busca  nuevas fórmulas para tranmediatizar el contenido y conseguir esa transversalidad.

Ya ninguna cadena ni medio de comunicación concibe un proyecto televisivo, sea de ficción o de entretenimiento, sin una complementariedad de contenidos en las diversas plataformas. Bien únicamente con un refuerzo de las redes sociales, bien haciendo una apuesta más importante con una inversión de tiempo y dinero de una estrategia transmedia previa como se ha podido observar en varias ficciones, sobre todo en cadenas como TVE y plataformas como Movistar +, y últimamente, cada vez más, en programas de entretenimiento como es el caso de “OT”, “Fama a bailar” y “La Voz Antena 3”.

Pero quizá es cierto que esta tranmediatización que nos lleva a la transversalidad real no siempre requiere de una estrategia transmedia.

Quizá Mediaset  sí que ha descubierto la televisión transversal, no tanto por emitir una misma gala en dos de sus cadenas distintas, como por dotar a toda su programación con el mismo contenido, como ocurre actualmente con el reality “Supervivientes”, y como le ha ocurrido anteriormente con realities similares como “Gran Hermano VIP”, “Gran Hermano Duo”, etc…  Dota a toda su parrilla, a toda su programación, de un mismo contenido y le funciona. Los personajes son fundamentales, de ahí que las últimas ediciones de estos programas se nutran de los denominados personajes VIP (famosos y pseudo-famosos) que además de concursar en dichos programas los dotan de una cantidad ingente de contenido extra. En el caso de los VIP por todas las venturas y desventuras de sus propias vidas como personajes famosos. Lo que lleva también a dotar de contenido los otros programas de la cadena con personajes vinculados a ellos mismos, su propio universo (familiares, parejas, exparejas, amigos fieles o traicionados, colaboradores, y un sinfín de posibilidades más). En el caso de los personajes pseudopopulares el universo abarca otros programas tanto de la propia cadena como de otras cadenas. En esta última edición incluyen exparticipantes de programas como “MHyV” (Cuatro), “Hermano Mayor” (Cuatro) y “Maestros de la Costura” (TVE). Con sus propias vivencias y universos paralelos.

Creo que me estoy yendo un poco por las ramas…

Continuando con la reflexión  quizá hay que dar un paso más allá y definir la estrategia de Mediaset no tanto como de televisión transversal como de televisión líquida ya que lo que están consiguiendo es un verdadero “contenido liquido” que va alimentando todas las parrillas en diferentes programas en los diferentes canales del grupo,  también a través de las redes sociales, los directos también permiten una actividad ingente en redes sociales, como señala en este artículo Sonia Abbas:  “en los últimos años se están sumando también las experiencias transmedia que rompen la barrera y generan que el contenido televisivo se consuma en directo, pero fuera de la televisión”.

Contenido que se desplaza en las múltiples plataformas y que permite una interactividad a través de la intervención del público en la toma de decisiones sobre su futuro inmediato y votaciones, a través de la app. Además de intervenir opinando y manifestando su gusto o disconformidad con lo que está ocurriendo a través de las redes sociales. Contenido que, a su vez,  retroalimenta al mismo medio de comunicación y a otros medios de comunicación, periódicos digitales, revistas. La vida más allá del concurso.

De hecho, ¿quién no ha visto, oído hablar o ha leído sobre el salto en helicóptero de “la Pantoja”… (o su contrato millonario)?

 

Esta no es la televisión “líquida” ni transmedia soñada por muchos de nosotros, pero si es una forma de hacer  de la televisión real y actual. Y que les funciona, visto los resultados de audiencia televisiva y también los obtenidos en tráfico digital donde Mediaset ha batido en el último mes de abril su récord histórico, podéis leer más datos aquí .

Conclusión, la televisión transversal, ya ha llegado. La televisión liquida también.

 

Imagen: Mediaset

Podéis seguirnos en:

@InnvovacionAv

@MacuJackson