Primero todos los vídeos tenían que ser horizontales y si nos traían uno vertical se nos torcía la cara mientras añadíamos esas odiosas barritas en Premiere para medio arreglar la chapuza. Ahora resulta que si vienen con uno horizontal los de redes seguimos con gesto torcido porque lo más apaisado que nos disponemos a subir es cuadrado. De locos. El formato es importante pero ¿hasta qué punto nos debe condicionar el contenido?

Las pantallas de la televisión, del cine, del ordenador… son horizontales porque es la forma natural de ver del ser humano. Nuestros dos ojos abarcan un campo más amplio hacia los lados que de arriba abajo. Quizás si siguiéramos usando los móviles así durante generaciones acabaríamos con los ojos más juntos o uno encima del otro, como el personaje de este vídeo antivertical de 2013.

 

Claramente, el formato horizontal es el adecuado para mostrar paisajes o escenas con muchas personas. ¿Os imagináis ‘Roma’ en vertical? Mejor no. ¿Y un partido de fútbol? Ahí perdería el sentido eso que dicen de que se ve mejor en casa que en el campo. En cambio el formato vertical es ideal para entrevistas, para monólogos,… en definitiva, para mostrar personas, porque las personas somos verticales. Sí que me puedo imaginar ‘The Office’ en vertical ¿por qué no?

Esto, el contenido, es lo que debería determinar el formato del vídeo y no la plataforma a la que vamos a subirlo. Puede que sea por eso que Instagram ha decidido permitir por fin el vídeo horizontal en IGTV. Igual que hizo con las fotos del muro, que al principio solo podían ser cuadradas, claudicó. Pero quizás haya tenido mucho que ver también que como IGTV aún tiene unos números discretos los usuarios más top no crean material específico y están reciclando el de Youtube. No veo a Tik Tok planteándose la opción del vídeo horizontal. Ahí todo el contenido está creado específicamente para la plataforma.

Como fue la de las fotos, la decisión de Instagram ha sido una medida bienvenida, pero hay que tener en cuenta que cuando navegamos en redes sociales hasta girar el móvil y esperar a que el vídeo se adapte nos parece un esfuerzo demasiado grande. Solo estamos dispuestos a hacerlo por algo que nos interese mucho y que nos vaya a tener en horizontal al menos un rato. Para quince segundos no le damos la vuelta.

De lo que se trata en redes sociales es de ocupación de pantalla. Cuanto más espacio logres abarcar con tu contenido menos oportunidades dejas para que se le escape la concentración al usuario. En IGTV y stories, con vídeos a pantalla completa y navegación por tapping no hay nada más que distraiga el ojo del usuario. Ahí se trata de evitar que dé un tap, de que se quede viéndote el máximo de tiempo posible e incluso de que interactúe. Pero en las navegaciones por scroll de Facebook, Twitter y del feed de Instagram el tamaño importa y mucho. Nosotros en Mediaset trabajamos con vídeos de televisión y aunque a veces logramos transformarlos en cuadrados sin que pierdan el sentido, en muchas ocasiones los tenemos que subir horizontales. Después, en nuestros análisis semanales de publicaciones, es habitual que esos vídeos horizontales estén entre los de peor rendimiento.

Tiene sentido. Seguro que si piensas en cómo navegas por tu feed, deprisa, buscando algo que te sorprenda, el vídeo horizontal pasa más desapercibido. Y como en scroll hay que parar y ajustar, no como en la navegación por taps en la que el contenido siempre está ajustado a la pantalla, es más difícil lograr siquiera el primer segundo de atención

“¡Animaos al vertical!” nos decían hace unos meses en un evento de Facebook para medios. También en Twitter cada vez nos encontramos menos clips horizontales. Youtube, aunque es una de esas excepciones por las que estamos dispuestos a girar el móvil, se rindió hace 4 años al player vertical (En app, porque en web la opción llegó el año pasado).  Samsung acaba de presentar una televisión vertical. Bueno, es una TV-transformer que puedes girar en función de lo que estés viendo. Lo que no parece que esté cerca, de momento, es lo de los cines verticales.

Seguimos en contacto en Twitter: @InnovacionAV @soniagot

Foto: Telnov Oleksii / Shutterstock