REPLANTEANDO EL PAPEL DE LOS MUSEOS EN LA SOCIEDAD

Hoy, 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos. El lema del año 2020 para este día es  “Museos para la igualdad: diversidad e inclusión” y tiene como objetivo convertirse en un punto de encuentro para celebrar la diversidad de perspectivas así como promover herramientas para identificar y superar los prejuicios en las historias que cuentan. Históricamente, el museo ha sido un lugar de culto en el que observar el pasado. En un día como hoy, y en una época como la que estamos viviendo, es importante replantear el papel de los museos en la sociedad, y por ello hoy os voy a contar cómo los museos están experimentando con la tecnología inmersiva, desde hacer sus galerías virtuales, a crear espacios híbridos inmersivos o gamificar sus espacios mediante realidad aumentada.

Según el Consejo Internacional de Museos, los museos sirven a nuestra sociedad al compartir el «patrimonio de la humanidad y su entorno con fines de educación, estudio y disfrute». Si el objetivo es compartir nuestro patrimonio, debe de ser accesible a cuanta más gente mejor, y por ello las nuevas herramientas de la era digital facilitan la creación de una experiencia de usuario que no existe físicamente, proporcionando oportunidades a los curiosos de poner explorar estos recursos desde la comodidad y seguridad del hogar.

LA DIGITALIZACIÓN DE LOS MUSEOS

Muchas son las bibliotecas y museos han decidido digitalizar sus colecciones especiales, como libros raros, manuscritos, fotografías o demás elementos delicados, para crear colecciones de activos digitales que se pueden enseñar de forma online a través de una exposición digital.

Las exhibiciones digitales como estas ofrecen un acceso sin precedentes a tesoros que de otra forma, no podrían verse, pues su exposición física es limitada y pone en peligro el objeto original. Así, han surgido nuevas herramientas que hacen posible catalogar y administrar estas colecciones digitales y también se han empezado a utilizar las tecnologías inmersivas para darles una nueva dimensión interactiva. Así, esta digitalización de los museos se ha viralizado especialmente durante el tiempo de confinamiento al que nos enfrentamos como sociedad del siglo 21.

Las puertas de muchas instituciones culturales y espacios se han visto obligadas a cerrarse con avance del coronavirus, mientras que el interés de los consumidores por las experiencias online han subido como la espuma.

La sección de la colección online del Museo Británico aumentó de aproximadamente de 2.000 visitas diarias a 175,000 a principios de la última semana de marzo, y ahora tiene un promedio de 75,000 al día.

La visita virtual de la Galería Courtauld recibió un 723% más de visitantes durante la tercera semana de marzo que en los siete días anteriores.

El Museo Van Gogh de Ámsterdam lanzó también en esta línea la acción We bring the Museum to You, con una serie de recursos online, y en su canal de YouTube podemos ver las visitas a la galería en videos 4K.

Aunque los museos de todo el mundo están mejorando su estrategia de participación digital, el sector sigue sometido a una gran tensión por la interrupción de Covid-19. En una historia cada vez más familiar, los museos se enfrentan a un gran reto, revivir en el mundo digital.

LOS MUSEOS VIRTUALES

La realidad virtual nos permite teletransportarnos a otros entornos. En su versión menos inmersiva, nos permite desde un vídeo de youtube o una web que soporte este tipo de formatos 360, ver un espacio en 360 grados que seleccionamos con nuestro ratón, o hacer tours virtuales al estilo Google Street View.

La realidad virtual se está utilizando para crear visitas online al museo tradicional, como este vídeo del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York que puede explorarse en 360 desde una nueva perspectiva que permite explorar su arte y arquitectura, desde casa.

También puede usarse para crear experiencias que inviten a que el museo o alguna de sus colecciones sea explorado de forma única. Por ejemplo, La Mona Lisa es, sin duda, uno de los cuadros más famosos del mundo, así son más de 20.000 las personas que pasan a visitarlo en un solo día. El museo lo mantiene a distancia, detrás de un cristal protector. Al igual que con el coronavirus, nos distancian de ella, pero con esta experiencia de realidad virtual, podemos verla cara a cara.
Mona Lisa: Beyond the Glass da vida a la pintura y su historia, permitiendo a los espectadores explorar detalles invisibles a simple vista y revelando más información sobre las técnicas del pintor y la identidad de su modelo. Una experiencia única para cruzar el cristal que la protege y poder ver más de cerca que nunca este retrato. Se trata de una colaboración entre el museo Louvre y el programa HTC Vive Arts.

Por último también podemos explorar un museo virtualizado, es decir, cuyas obras han sido digitalizadas y capturadas para poderse explorar en realidad virtual.
The Virtual Reality Museum of Fine Arts no es un museo real. Esta aplicación gratuita recopila algunas de las obras de arte más famosas del mundo desde los inicios de la historia en un espacio totalmente inmersivo. En la entrada nos encontramos con La Estatua de David, para pasar después a visitar el Ejército de Terracota. Al contrario que en un museo real, podemos acercarnos cuanto queramos a los cuadros y esculturas, que son increíblemente detalladas.

También podemos encontrarnos con soluciones híbridas. Así en la experiencia Hold The World creada por el Museo de Historia Natural de Londres y Sky VR Studio, nos permite vivir una experiencia educativa interactiva en la que nos encontramos cara a cara con un holograma 3D de Sir David Attenborough, que fue creado utilizando la captura volumétrica de Microsoft en sus estudios de Seattle.
En esta experiencia podemos ver algunos de los especímenes más raros de su colección de fama mundial y manipular y cambiar su tamaño mientras Attenborough nos cuenta y enseña datos importantes sobre cómo los animales deben haber vivido, comido o respirado cuando vivían.

VENTAJAS DE LA REALIDAD VIRTUAL EN MUSEOS

Este tipo de formatos aportan múltiples ventajas a los museos, como la posibilidad de ahorrar costes, eliminar el problema de la falta de espacio físico para una exhibición, aumentar la posibilidad de distribución de sus exposiciones y abrirlas al mundo.

AUMENTANDO LA HISTORIA CON REALIDAD AUMENTADA

Un artículo de Wired describió el uso de la realidad aumentada en los museos así: “Tradicionalmente, la experiencia del museo era unidireccional: los organizadores conciben y ejecutan una exhibición, que los visitantes disfrutan. Ahora, todo eso está empezando a cambiar «.

Dado que uno de los objetivos principales de los museos es la educación, es en beneficio de todos los involucrados permitir una experiencia de aprendizaje que sea bidireccional, donde el visitante pueda participar activamente en su propia recopilación de conocimientos. Hay muchas posibilidades para el uso de la realidad aumentada en los museos.

La forma más evidente de hacerlo es agregando información o explicaciones sobre las piezas u objetos de una exposición. El Centro John F. Kennedy creó una experiencia de realidad aumentada junto con Zappar para crear de forma personalizada una guía turística interactiva personalizada. Los visitantes del Centro pueden usar la aplicación para escanear códigos en nueve puntos de interés para descubrir curiosidades alrededor del campus. Un personaje llamado Pigeon nos acompaña en el recorrido y la app nos permite hacernos fotos con los personajes virtuales y acceder a tests para comprobar lo aprendido durante la experiencia.

Otra opción es darle otra dimensión a los cuadros. La galería de arte de Ontario, Toronto trabajó con el artista digital Alex Mayhew para crear una instalación de AR llamada ReBlink. Mayhew reinventó algunas de las piezas existentes en la colección que los visitantes pudieron ver usando sus teléfonos o tablets. Esta colección representaba la invasión de la tecnología en la vida moderna. Al usar AR para este proyecto, el artista esperaba convertir la tecnología en una forma de participar en lugar de distraer. Así el 84% de los visitantes de esta exposición informaron sentirse comprometidos con el arte, y el 39% volvió a mirar las imágenes después de usar la aplicación.

También podemos optar por pantallas más grandes que nuestros móviles, haciendo de la experiencia algo más colectivo o social. En ellas podemos ver el tamaño de los mamuts y su aspecto a una escala más real como en este caso del Museo de Historia Natural de Florida, creado por la empresa Indestry.

museo-uso-realidad-aumentada-indestry

VENTAJAS DE LA REALIDAD AUMENTADA EN MUSEOS

Estas tecnologías nos permiten resucitar objetos, entender la información de una forma más relevante y contextual que aumenta nuestra interacción con el conocimiento con algo que todos tenemos a mano, nuestros móviles, o instalaciones que pueden ser recicladas con contenido nuevo digital fácilmente.

MUSEOS DE OTRO MUNDO

Por último y antes de concluir, me gustaría invitaros a visitar, cuando podáis, dos museos que son como de otro mundo. Uno pertenece al mundo real, e implica viajar hasta Tokyo. Otro, pertenece al mundo digital, y puede llegarse a él mediante unas gafas de realidad virtual.

Para el mundo real: Museum of of Digital Art o Mori Building Digital Art Museum.
Este museo trae la magia de lo inmersivo a entornos reales, convirtiendo estos en fantasías que interactúan con nosotros en mundos de fantasía, sin necesidad de gafas de realidad virtual o móviles para ver la realidad aumentada. Un museo completamente digital que se transforma regularmente y donde la experiencia para cada visitante es única. Creado por la empresa teamLab Borderless, podemos encontrar este oasis de arte única en la isla japonesa de Odaiba, Tokyo.

Para el mundo virtual: Museum of Other Realities
Una exhibición inmersiva de arte social en realidad virtual, el Museo de Otras Realidades (MOR) es un lugar para conectarse, compartir y experimentar el arte de la realidad virtual con otros, que nos permite ver obras inmersivas, en un entorno inmersivo. Este museo virtual se actualiza regularmente y apoya a artistas que desafían y redefinen lo que es posible.Solo es compatible con realidad virtual de ordenador, como las Oculus Rift, o las HTC Vive, y es social, lo que significa que podrás encontrar dentro a personas de todo el mundo.

CONCLUSIONES

No sabemos lo que el futuro nos depara, pero sí sabemos que esta crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de poner conectarnos digitalmente de formas más profundas.

El papel de los museos, será solo uno de tantos que se enfrentan a esta circunstancia, pero tal y como el crítico, curator y académico, Robert Hewison, dice: “Los museos son mucho más que depósitos de objetos; son lugares de encuentro para personas e ideas. Su futuro depende de seguir siendo una parte dinámica del ámbito público ”.

Síguenos en Twitter para estar al tanto de todas las innovaciones en el sector audiovisual en @innovacionav y para las noticias de los mundos virtuales puedes encontrarme en @Veronica_IamVR