¿Y si consiguiéramos la revolución audiovisual dando un paso atrás?

tele

Sobre el papel siempre hemos dicho que Internet ha cambiado la forma en la que vemos la tele. Sobre el papel siempre hemos afirmado que nos hemos vuelto espectadores mucho más sofisticados, que nosotros queremos decidir cuándo y dónde queremos ver los contenidos, e incluso en qué cantidad (Puedo ver un capítulo, dos, cuatro, o la temporada entera en una tarde). Sobre el papel hemos condenado a la televisión, tachándola de tecnología anticuada, especialmente por esa figura del programador que atenta contra las nuevas necesidades de los espectadores. Quizá nos hemos perdido entre tanto papeleo, porque mientras unos aun les cuesta aceptar las nuevas reglas de este juego, Snapchat ya las ha cambiado otra vez. Sigue leyendo