La televisión que me gustaría que viesen mis hijos

No la que ven o la que verán si no la que me gustaría que viesen.

1.- Una tele divertida. No podría ser de otra manera. Dejarán de verla si no es así. O lo pasan bien y se divierten o consumirán su tiempo en otro sitio. 

2.- Una televisión culta. Creo en ello. La diversión no debe ser inculta. El proceso de desarrollo cultural que estamos viviendo por aquí tiene muchos orígenes, quizá uno de ellos es la tele. Esto fue motivo de otro post. Es posible que si nos aporta nada, ellos busquen donde encontrar algo que les aporte y eso es algo por lo que merece trabajar. 

3.- Una televisión que sea la leche. Combinación de creatividad, técnica y tecnología. En todos los sentidos. A tope, con marcas, con historias y con talento. 

4.- Una televisión sin limites mentales.  Creatividad, acceso, pantallas, producción, novedad, innovación, bocas abiertas, ojos como platos.  Sigue leyendo

BAZD

La historia del rodaje de Happy Together, dirigida por Wong Kar-Wai, es la historia de uno de los rodajes más accidentados y difíciles de la historia del cine.

Rodeado de mística (como ocurre con películas con similares aventuras como Apocalipsis Now, Fitzcarraldo o Lost in La Mancha) el relato sobre la realización de este film es el relato de un equipo de rodaje llevado a sus límites durante casi dos años.

En 1996, un reducido crew llega a Buenos Aires, las antípodas de Hong Kong. Wong Kar-Wai tiene en la cabeza una historia sobre una pareja homosexual que se encuentra y desencuentra al otro lado del mundo y una chica, tercera pata en un extraño triángulo.

Como es habitual en sus rodajes, no hay un guión. No hay un plan de rodaje. No hay sino una serie de ideas y esbozos que va desarrollando poco a poco, encontrando la historia.

El problema aparece cuando Kar-Wai no encuentra la historia. Comienza a dar vueltas, a demorarse. Un rodaje que estaba previsto para dos o tres meses se acaba convirtiendo en muchos más. Los problemas empiezan a surgir y el equipo chino, sin apoyo local más que el de una traductora que los acompaña, comienza a recibir amenazas, presiones, chantajes… que se suman a su extrema sensación de tristeza y lejanía. Sigue leyendo

Despublicitar el branded content #despublicitarelbrandedcontent

Los tweets se los lleva el viento. Así que cuando di con esta serie de tweets de Pablo Muñoz, presidente y CEO de Draft FCB a propósito de una charla que dio en el Centro de innovación del BBVA -y ya que suscribo cada una de sus palabras- aprovecho para reunir en este post los diferentes puntos para  #despublicitarelbrandedcontent, que a continuación comento, y espero no ser el único que tenga algo que agregar.

Pero, antes de comenzar:

El branded content no es publicidad. Tienen muchas cosas en común, pero desde su conceptualización, enfoque y práctica, son muy diferentes. Potenciado por la cultura on-demand, el entretenimiento de marca está dando sus primeros pasos en firme y es el momento de  definir y explorar muchas cuestiones de forma y fondo, antes de que sea engullido por la industria publicitaria, a la que le conviene reconducirlo a sus terrenos y domesticarlo a partir de sus prácticas, conceptos y estructuras tradicionales.

Es increíble -por ejemplo-  como de una edición a otra de Branducers pasemos de vamos-a-entender-de-qué-va-esto en 2012 a un ya-lo-hemos-definido-dominado-y-tenemos-un-saco-de-casos-de-éxito en 2013, mientras el público frunce el ceño preguntándose si dichos casos son en realidad anuncios de toda la vida con una capa de betún de storytelling y por lo tanto todo es branded content (como ya se ha comentado por aquí). Sigue leyendo

Uvas, relojes, goles y hostias.

    mesa

La televisión no es una religión, aunque a veces lo parece, como cuando se convierte en algo más que un medio porque consigue que su audiencia comulgue con los estímulos de la señal que emite. En un post anterior, y medio en broma, llamamos a eso Televisión Cervical. Ahí nos cebamos con uno de sus ejemplos, el Festival de Eurovisión, y dejamos sugeridas otras tres vías del mismo fenómeno:

• Las campanadas de Nochevieja
• Las retransmisiones de fútbol
• La misa televisiva.

Un usuario único me ha pedido que complete el recorrido. Es verano, tiempo de serpientes periodísticas, así que vamos a entretenernos paseando ideas entre la innovación audiovisual y la arqueología televisiva.  

Con imágenes de una mesa, de un Messi y de una misa, en el menú de hoy: uvas, relojes, goles y hostias. 

Sigue leyendo

Cuando las series de TV encontraron al Big Data

En un sector como el del entretenimiento, en el que se mueven cifras millonarias, siempre se ha recurrido a herramientas para minimizar riesgos. Encuestas y estudios cualitativos han sido, durante décadas,  técnicas habituales para evaluar un programa y su nivel de conexión con el público. Con la web 2.0 y el boom de las redes sociales, el volumen de información relacionada con la opinión que tiene un espectador sobre un contenido audiovisual se ha multiplicado exponencialmente. Y se ha vuelto infinitamente más complejo. Hace un par de días Antonio Gallo (@agallor) se preguntaba, en este mismo blog, para qué sirven 300 millones de tuits en un programa de TV. Hoy me he propuesto recoger su testigo y profundizar un poco más en el propósito de ese rastro digital.  Porque con cada navegación, cada tuit, cada clic y cada log hay una huella individual que queda registrada en múltiples sistemas de almacenamiento telemático.

Sí. Hoy la cosa va del famoso Big Data.

¿Big… qué?

El Big Data es una técnica que toma gigantescas bases de datos procedentes de infinidad de canales, las procesa y las analiza. Su importancia en los últimos dos años ha crecido de tal manera que la captación y el tratamiento del Big Data es considerado un signo clave para evaluar el nivel de desarrollo de una compañía. Pero ¿para qué necesita saber una cadena de TV a qué horas tuiteo más, qué secciones de su web consulto o cuándo decido poner un comentario? La casuística es muy amplia. En realidad, el Big Data permite soluciones a medida, ya sea depurar algoritmos de recomendación o establecer grupos de audiencia clave para un determinado anunciante. La gran mayoría las utilizan para afinar la toma de decisiones (como la hora y día de emisión), para la personalización de productos (como enviar un newsletter con tus programas favoritos) y para sentar las bases para el desarrollo de productos televisivos más eficientes.  Esto nos lleva a la siguiente casilla: la de los contenidos.

Sigue leyendo

Si dices transmedia tres veces, se te aparece el diablo

Cinco fenómenos que suceden cuando hablas de transmedia en el despacho de un productor de televisión.

3439950839_a757332a9c_b

No nos engañemos, somos una secta. No, esto no va de hacerse el interesante o de sentirse parte de un club secreto. Es más bien una tragedia. Una travesía en el desierto, la soledad del corredor de fondo… un montón de frases hechas para hablar de una realidad: la industria televisiva, ese espacio de audiencias masivas, plataforma posible donde hacer residir relatos más amplios que los que se agotan en su propia pantalla, está a otra cosa. ¿A qué? Ya lo sabemos. Y, desde luego, no es a abrir sus puertas a la narrativa digital.

Sigue leyendo

Para que sirven 300 millones de tuits en un programa de televisión

El rubio dráculaEs la cifra que se ha generado alrededor del mundial. 300 millones de tuits. Varias decenas de empresas han medido y analizado el ruido que se ha generado en las redes. Especialmente en Twitter. Nosotros también, haciendo bonitos gráficos interactivos donde representamos el origen de tanto comentario. hay mucho que estudiar para entender cual es el motivo de tanto ruido. Si, ha sido un gran mundial para las redes, el primer gran mundial de las redes…ya hemos vivido las primeras elecciones de las redes sociales, el primer evento de las redes sociales…lo primero de cada categoría…a partir de ahora vamos  a por los segundos pero vamos a pararnos a pensar un poco sobre todo esto.

Y ¿De donde salen tantos tuits? De todo el mundo hablando de cosas que nos interesan a todos. El one to one de nuestra conversación convencional pasa al one to many integrado en el evento y en la pantalla donde la pretensión es otra, quizá no tanto de escuchar como de hablar, quizá no tanto de observar como de expresar todo lo que no viene a la cabeza y en muchos casos de otro sitio.

¿Qué es lo que nos motiva para escribir un tuit? y ¿sobre qué? Los famosos experimentos comentados por @antoral y el nuevo modelo de tele que aboga @fclavell algo nos dice, hasta que punto somos lo que decimos y hasta que punto, podemos tener en consideración lo que decimos que pensamos, hacemos y compartimos. No somos nuevos en esto y hemos visto de todo y estamos aprendiendo a discernir el nuevo lenguaje entendiéndolo desde un prisma afectado por muchos valores. Hay quien defiende que expresa más nuestros favoritos, rt, fav, likes, share o comentarios que lo que somos realmente capaces de decir. Que expresa más el impacto social positivo de nuestras reacciones sobre comentarios de los demás que nuestra afirmaciones. Tiene sentido y prometo un análisis numérico sobre esto.  Sigue leyendo

La televisión que podríamos inventar

3004458325_c04180e83f_o

Probablemente habréís escuchado alguna vez que “en el mundo de la televisión ya está todo inventado”. Lo han afirmado ilustres profetas del audiovisual como Chicho Ibáñez Serrador o Carlos Navarro, “El Yoyas”, entre otros.

Recuerdo que tal cosa ya se afirmaba en el sector durante los años 90. Y luego llegaron los “reality shows” y, para bien o para mal, lo pusieron todo patas arriba, como debe ser. El 20 de julio del año 2000 (sí, hace ya 14 años) se emitió el último programa de la primera edición de Gran Hermano y alcanzó unos datos de audiencia apabullantes: un 70,8 de cuota de pantalla con 9.105.000 espectadores. Cifras sólo al alcance de contenidos de excepcional interés como la reciente final del Mundial de Futbol en Brasil con un 64,9% y 10.693.000 espectadores.

Actualmente disponemos de unos medios y una tecnología que nos podrían ayudar a reinventar de nuevo la televisión y hacerla muy distinta a como la conocemos: más completa, más social, más interactiva. Pero ¿estamos aprovechando esta oportunidad?

Sigue leyendo

Yo comparto, tú compartes, él comparte, pero ¿por qué?

shutterstock_125119499

Hoy es viernes así que, podría compartir con vosotros el “maravilloso” video, más conocido como “la peor canción de la historia”, Friday, de la estudiante que quería ser cantante, Rebecca Black. Pero no, no quiero estropearos el inicio del fin de semana. Aún así, está canción se convirtió en la más compartida del año 2011.

Y ¿quién no ha compartido alguna vez el video de la primera actuación de Susan Boyle en Britain’s got talent ? Seguramente muchos hayáis compartido ambos, yo el primero, y como yo, millones de personas. Pero, ¿por qué lo hemos hecho? ¿Qué es lo que nos ha provocado compartirlo? ¿Podríamos hacer que algún producto o idea enganche de verdad? Sigue leyendo

Ctrl+Alt+Supr, Ciclos de Kondratieff y Atrapado en el Tiempo (Transmedia Version)

atrapado-en-el-tiempo-1993-harold-ramis-original.jpg1

Leer el post de Belén Sata-Olalla de los 10 Mandamientos de la Fe Transmedia me produjo una efervescencia de viejos sentimientos y un afloramiento de pensamientos cíclicos en mi cabeza, que me ha llevado a publicar el post de hoy, en el que intentaré explicar cómo las historias se cruzan y patronean en todos los ámbitos de la vida, siguiendo unas leyes o mandamientos universales. Además lo intentaré hacer mezclando tres ingredientes: una teoría económica (ciclos de Kondratieff), el sentido común y una Peli que me encanta y me parece genial, “Atrapado en el Tiempo”. Una peli de Harold Ramis, Productor y Actor a quién recordaremos por su participación en grandísimos clásicos del cine de los 80 y 90, como “los Cazafantasmas” , “El pelotón Chiflado” o “Los albóndigas 3”, y… Oh my God!!! , “Desmadre a la Americana”, entre otras.  Una Peli basada en una histoia de Danny Rubin, escritor y actor. En mi humilde opinión, esta peli fue su obra maestra dentro de una corta carrera en el cine.

Y es que, en realidad, el argumento de “Atrapado en el tiempo” tiene un parecido más que razonable con el mundo real, aunque algunos cinéfilos piensen que las pelis tienen un argumento distinto dependiendo de quién las vea. Además de ésto, también tiene un parecido razonable con la teoría de los ciclos económicos de Kondratieff y, a su vez,,… Bueno, no voy a complicar más el tema porque sufro de una gran facilidad para enrrollarme y me gustaría que al final de este artículillo quedara más o menos claro  lo que quiero exponer, por lo tanto al grano.

Sigue leyendo