¿Qué tienen que ver el mundo de la Impresión 3D y el sector audiovisual?

20817484493_74ea200ce7_b
Esta semana, mientras daba vueltas sobre qué iba a escribir en el blog, pasó algo que me vino de lujo para solventar esa duda que me acecha cada vez que se acerca la fecha de entrega de un nuevo post: el anuncio de cierre (y posterior salvación) de una de las principales comunidades de impresión 3D en la web: Pinshape
Lo novedoso no es tanto por el cierre en sí, sino por la forma en que sus fundadores explicaban las sombras que acechan a ese sector, ya que se empieza a poner en duda si ese tan ansiado futuro en el que la impresión en 3D alcanzaría al gran público está tan cerca como se nos había prometido o quedan todavía bastantes años por delante.

Sigue leyendo

Ondas cerebrales y patrones de pensamiento. Ideas para la comunicación del futuro.

Hoy es 26 de abril. O no, pero me vale para este ejemplo. Mi madre cumple años y se me ha pasado…una vez más. Le encantan los claveles. Rojos. De siempre. Las pocas veces que me acuerdo le regalo un ramo de claveles rojos. No son unos claveles rojos cualquiera…son únicos. No tengo ni idea de porqué, pero sólo se pueden comprar en la floristería de mi amiga Susana. Ningún sitio más que yo sepa los tiene igual de perfectos.

claveles

Concha, mi cuñada, suele tener mejor memoria que todos los hermanos juntos (suele pasar, ¿verdad?) y, además, es bastante más responsable que los demás. Ella ha pensado: “es el cumpleaños de mi suegra y sus hijos no se han dado cuenta”. En mi Whatsapp he recibido un mensaje suyo: “espabilad huevones, es el cumple de vuestra madre”. Al ver el mensaje, he pensado las palabras “mamá” y “cumple” y nada más. Al poco, mi madre ha recibido en el salón del restaurante de Plasencia donde felizmente lo celebra con mi padre, su ramo de claveles rojos perfecto.

Hasta ahora sólo hemos podido usar algunos sentidos para transmitir órdenes precisas a los diferentes interfaces con los que nos hemos ido relacionando. En realidad habría tres grupos de sentidos, los que sólo reciben: ojos, oído, olfato y gusto; los que dan: voz (¿es la voz un sentido?) y apariencia física (recursos biométricos: huellas, retinas…) y los que dan y reciben: tacto. Esta limitación para expresarnos limita claramente al ser humano a tener que relacionarse con los objetos a través de toda esa serie de dispositivos artificiosos y poco amables para muchos como son los ordenadores o los smartphones.

Sigue leyendo

La industria musical en busca de sentido

IMG_1862

Los últimos meses están resultando muy activos en lo que a noticias sobre el negocio y actividad de las ofertas de streaming musical se refiere. En cierto sentido esta situación recuerda la historia de aquel Vasco que todos los días se subía al monte Artxanda y a la pregunta de porqué lo hacía, el responde: “para ver como está Bilbao sin mi”.

Parece que aquí nadie quiere verse fuera, que el espejo le devuelva una imagen en la que no aparece, un escenario del que ya no forma parte, ha sido expulsado, o al que se ha visto obligado a renunciar. Por los movimientos que estamos siguiendo, vemos que 2015 se presenta como “el año del Streaming de Música”. El momento para el gran salto en estos servicios, tanto en términos de volumen de usuarios, accesos, etc. como en lo relativo al modelo de negocio y generación de ingresos, principal reto de esta actividad. Las inercias son complejas y las fuerzas que están impulsando cambios poderosas. Hoy podemos ilustrar esto con la canción de Antonio Vega, Lucha de Gigantes. Sigue leyendo

Un buen anuncio de lavadoras


Puntos de contacto. Relevante para la audiencia. Contenidos de marketing y branded content (que ni mucho menos son lo mismo, ya se sabe). Comunicación comercial 2.0 y, cómo no, la tan manida innovación. Conceptos que, por desgracia, están ya vacíos de tanto manoseo.
Una pena.

El caso es que, en éstas, nos llega una marca de lavadoras y nos lanza un mediometraje asombroso -46 minutazos- sobre el futuro del clothing, el futuro de la ropa, vaya: The Next Black. Una pieza exquisita e impecable, una suerte de fashion film en formato documental que, lejos de irse por los cerros de Úbeda y aunque parezca lo contrario, va a su core de negocio, al sentido último y original de su industria, a la manufactura pura de su producto: la tecnología y las máquinas; para lavar la ropa, claro. Sigue leyendo

La tele de pago contra la marea

 

Foto: Alpha (Flickr)

Foto: Alpha (Flickr)

“Joven, ¿cuál es el futuro de los periódicos?
“Señor, es envolver peces muertos”.

Esta conversación se desarrolla entre el ejecutivo del New York Times en 1981, Sydny Gruson y un joven Nicholas Negroponte, fundador del Laboratorio de Medios del MIT (Massachuseet Intitute of Technology). Aparece en Resaca, un libro editado por el Nieman Journalist Lab, “un choque épico entre periodismo y tecnología”,  como subtitula. En el XV Congreso de Periodismo Digital lo tradujeron. Descarga aquí.

“Los gestores más inteligentes y con las mejores intenciones tienen dificultades cuando se enfrentan a innovaciones disruptivas porque al principio el elemento perturbador parece muy inferior al producto existente, tanto en términos de calidad como de precio. (…) Con el tiempo, sin embargo, a medida que el perturbador mejora el producto y gana poder de precio, el elemento anterior pierde todo el mercado.”

 

Sigue leyendo

Cifras y letras

El título no tiene nada que ver con el artículo, es una invocación mágica a la longevidad del veterano formato.

El título no tiene nada que ver con el artículo, es una invocación mágica a la longevidad del veterano formato.

¡Socorro! ¡Me ahogo! Blogs, prensa, Facebook, Twitter, YouTube, Vimeo… Cada puñetero día, al igual que tú, recibo dosis masivas de información y contenidos de procedencia e intención diversa. Por muchas herramientas que pruebe para filtrar u organizarla. Por mucho que intente administrar su consumo: mis herramientas mentales, desarrolladas en la época de las fichas de biblioteca, se quedan cortas. Se ve que mi software ha quedado obsoleto.

Pero resulta que escribo estas líneas desde un apartamento en la playa, al que me he escapado unos días a “desconectar” y lo primero que hago al llegar, sin deshacer las maletas, es precisamente “conectar” todo con todo: el móvil, el tethering, la wifi, el portátil, el equipo de música, el HDMI, el puñetero espotifai. Rápido repaso a Twitter. Vistazo veloz al correo electrónico. Un par de chorradas del Facebook. Ya soy libre. Por ahora. Sigue leyendo