3DWire: La realidad virtual al desnudo

 

vr-ia

¿Hacia dónde va la realidad virtual?, ¿en qué punto estamos de esta especie de fiebre VR que nos rodea?. En la primera semana de Octubre, en unos días especialmente intensos en cuanto a noticias relacionadas con el tema: lanzamiento de PlayStation VR,  celebración del Oculus Connect y lanzamiento de las gafas Daydream de Google, 3DWire se volcó con el mundo de la VR a nivel de showcase de producciones y con la inclusión paneles de reflexión sobre el tema.

3DWire es un evento único en su especie, tanto por el lugar de celebración – Segovia- como por estar abierto no sólo a la animación y el videojuego, que son sus pilares, sino también a todo tipo de nuevas tendencias tecnológicas que den soporte a la creación de historias. En la última edición participaron profesionales de 25 países diferentes

Sigue leyendo

Soleá al VR

soleafoto

Uno de los placeres del verano es poder escuchar música tranquilamente. En ello estaba, disfrutando de uno de mis descubrimientos del año, Antonio Arias. Sus dos últimos discos son una fuerte apuesta por la experimentación y la prueba por la mezcla de distintos sonidos. No podemos olvidar que Antonio Arias ha formado parte de algunos de los grupos con mas influencia del panorama musical español, 091 en sus orígenes, Lagartija Nick o en los últimos años Los evangelistas.

Sigue leyendo

VR es un hecho

Gracias a Sony PlayStation he podido probar las gafas VR de realidad virtual.

No en una feria internacional de forma esporádica tipo E3, si no casi como una consumidora más en el salón de mi casa. El lunes pasado estuve en las oficinas de Play, ya conocía las gafas pero era la primera vez que sin prisas, en el Salón Play, podía tocarlas todo el tiempo, usarlas una y otra vez. Pude comprobar si se calientan, si me mareo, si son cómodas… Sigue leyendo

VR de andar por casa…

IMG-20160526-WA0002

Por si no os habíais dado cuenta o alguien no se había enterado la Realidad Virtual  es la tendencia en comunicación y ocio del 2016, un fenómeno mencionado continuamente. Es ironía. Sé a ciencia cierta  que  es por todos conocido que la VR ha sido tendencia en el Mobile Word Congress 2016, que es objeto de múltiples publicaciones (incluidas las de este blog) y numerosos foros y seminarios, talleres de narrativa audiovisual, etc. Incluso ahora es un reclamo de las marcas como podemos observar en las últimas campañas publicitarias de grandes marcas como la de Ikea (“Amigos de las terrazas)  y Nesquik.

La fundación Telefónica también ha creado un espacio de #VR  para que el ciudadano pueda experimentar de primera mano este fenómeno. Hay tal demanda  que requiere de un día de apertura de reservas a la semana.

Pero mi pregunta es ¿Cuántos de vosotros habéis experimentado la VR en el ámbito doméstico? ¿Cuántos poseéis unas gafas? ¿Cuál es vuestra experiencia de VR como espectadores?

Quizás una de las experiencias más comentada de VR de estos últimos meses ha sido la publicación del primer episodio de VR de una serie de TV, como no,  “El ministerio del tiempo”. Bueno, pues una vez más motivada por mi “ministeria”  decidí experimentar de primera mano cual Samanta Villar en “21 días” la realidad virtual. Y esta es mi experiencia…

Sigue leyendo

El ministerio transmedia

El ministerio transmedia

Si no lo sabéis ya, os lo  confirmo, soy ministérica reconocida.

En los últimos días por motivos personales me he visto sujeta a cierta inmovilidad que me ha obligado a hacer un alto en el camino (en  todos los sentidos) y que dentro de lo negativo de esta situación me ha permitido disfrutar con todo detalle desde el inicio de su segunda temporada de esta gran serie que es “El Ministerio del tiempo” y de su universo transmedia.

Ya en un post que publique anteriormente en este blog “La masa ha muerto…”  (eso sí, ha muerto para  dejar paso a los individuos… No quiero confusiones Javi Jáuregui ), reflexioné sobre el fin de los mass media tal y como los conocemos y como hay profesionales como los creadores de “El ministerio del tiempo” que luchaban como los galos. Coincidía con el  fin de la primera temporada y hacía  referencia a la calidad de esta serie y la tristeza de que pudiera desaparecer por el bajo rating televisivo.  Pero no. Esa lucha gala fructificó y los galos han vuelto… Y como han vuelto… Con mucha más fuerza.

Ya adelantaban sus creadores en las rueda de prensa previa  que la serie iba a ser el mayor proyecto transmedia de la televisión en España y no les ha faltado razón.

El contenido transmedia que está generando “El Ministerio del Tiempo” sigue siendo espectacular. Y lo que para mí  es la clave del éxito, es que es un contenido transmedia desarrollado de una forma sencilla y fácil de seguir. Con diferentes formas de participación  pero, a pesar de la complejidad que como sabéis o intuís supone el  desarrollo de un proyecto así,  se integra de una forma natural y es muy fácil participar de ellos. Sigue leyendo

La realidad virtual es virtualmente real

foto1

Primer recuerdo virtual

El primer recuerdo de Colossus sobre el tema se produjo vivamente en el año 1994 – el tecno-científico escritor de best sellers Michael Crichton publicaba una obra menor, en comparación de ventas con Jurassic Park, Rising Sun o Congo, pero de envergadura y recorrido techy hasta la actualidad: Disclosure. Aquí la novela y película se llamaron Acoso y el claim de venta tenía que ver con la tórrida relación entre una jefa sin escrúpulos (en la pantalla Demi Moore) y un ejecutivo informático con ambiciones (Michael Douglas)… envueltos los dos en una trama de poder que curiosamente se resolvía en un entorno de Realidad Virtual.

Esa fue la primera vez en la que Colossus ponía nombre y apellidos a una experiencia informática que como en Tron parecía acercar el universo de la computación y la informática de manera física y experiencial a todos aquellos profanos que teníamos un Amstrad con cassette y robábamos juegos en Galerías Preciados.  Tan interesante como ver al protagonista de Disclosure encerrado en una habitación en croma, ataviado con un gran casco y un guante conectado a cables,  al tiempo que se describía la Realidad Virtual (VR) como una nueva aproximación a la visualización de datos, sistemas y contenidos en forma de experiencia inmersiva. Una navegación que permitía al protagonista capturar información sensible en otro ordenador del sistema con el objetivo de desenmascarar a tan descarnada alta ejecutiva… ¡Y sin tener que saber programación, ni ser un Hacker élite, ni Ethernet…! Colossus se quedó enganchado. Sigue leyendo