Una marca, un medio de comunicación.

 

El tomavistas, tecnología paleolítica al alcance de las personas

El tomavistas, una de las primeras tecnologías audiovisuales al alcance de las personas

Recuerdo cuando era pequeño como mi padre nos grababa con el tomavistas, una cámara muy peculiar que grababa imágenes con un color muy dudoso en formato cine, película que tenía que llevar a una tienda para revelar, ya que él no era un profesional del audiovisual. Al llegar a casa con el revelado, teníamos que disponer de un proyector y una pantalla (o una pared blanca, o una sábana) para poder disfrutar de esas imágenes que había grabado, toda una experiencia en el espacio y en el tiempo, ya que el recorrido desde que se grababa el primer plano al último hasta gastar el rollo de película, sumado al tiempo de revelado hasta llegar al de proyección, podía ser de meses.

Sigue leyendo

Así es ser guionista para marcas. Entrevista a Esther Paredes y Pep Bras.

Una de las cosas que más me gusta de trabajar en publicidad es que nunca dejas de aprender. Cada año es diferente, y eso supone una putada un reto para todos los profesionales del sector, independientemente de su especialidad.

Un reto que nos permite crecer aprendiendo cada día.
Un reto que nos obliga a reinventarnos, a formar nuevos equipos y a adaptarnos a las necesidades del mercado y los clientes. Así, empiezan a surgir esas figuras híbridas tan incomprendidas y necesarias para que todo esto de la publi evolucione. Que si un CM-periodista, que si un guionista-copy, que si…
Que sí, vale, que lo hemos entendido.

Primero, el sector publicitario puso a los productos y las marcas en el centro, y éstas, en la era de la bidireccionalidad, dejaron paso al consumidor o prosumidor, que ocupó durante unos años su lugar. E-L-C-E-N-T-R-O. Ahora, hemos trascendido las personas y también las marcas para dejar ese hueco a las historias. 

La vida va de historias,
Y la publi… pues también. Sigue leyendo

Entrevista a Elena Neira: la televisión después de Netflix y Amazon

elena

Ya os lo adelantaba Eduardo Prádanos hace unos días, el día 29 de septiembre se celebra en Madrid el New Vídeo Congressel primer congreso sobre nuevas tendencias de la industria audiovisual, un congreso dirigido a creadores, productores, plataformas y profesionales del marketing en el que se abordarán las nuevas y últimas tendencias de la industria audiovisual, los nuevos formatos de grabación y distribución de contenidos.

Innovación Audiovisual se “cuela” en este evento, algo que no me estraña porque empezamos a ser seria referencia en el mundo de la innovación, y nos hacemos con un bloque de intervenciones que abrírá Elena Neira, me dará paso a que a su vez daré paso a Jaime Estévez.
Sigue leyendo

La salud de las historias

 

Storytelling, eSalud, eHealthLas marcas utilizan el Storytelling con enfoques que buscan conectar con un valor o una causa social. El sector de la salud y el bienestar, en su sentido más amplio (Pharma, Health & Wellness), es uno de las categorías que por su propias características de estar centradas en las personas necesitan explorar enfoques innovadores para diferenciarse.

Uno de los retos a superar es que la obsesión por imponer premisas positivas a una campaña publicitaria puede apelmazar el conflicto inherente al tema tratado. Cuando las historias chocan con lo políticamente correcto solo crece la inverosimilitud, o peor aún, la ñonería seguida de desinterés.

El humor combinado con la valentía de mostrar un tema sin filtros es una de las formas de conjurar esos males: Campaña #TetasXTetas

Sigue leyendo

Entrevista a Juan Ignacio León: Ad blockers, ¿síntoma o enfermedad?

Juan Ignacio

Uno de los problemas con el que se está encontrando el mundo de la publicidad en el universo digital es el poder que tienen ahora los usuarios, quienes navegan buscando el contenido que quieren consumir, rechazando aquello que se les quiere imponer. Para ello disponen de una serie de herramientas con las que encontrar ese contenido, disfrutarlo, compartirlo… De igual modo, también tienen una serie de herramientas para bloquear lo que no desean ver: la publicidad impuesta o interruptiva. Hoy hablamos de Ad Bolckers, pero también hablamos de fórmulas publicitarias que están creciendo gracias al aumento de la utilización de estos Ad Blockers, fórmulas como la publicidad nativa y, por supuesto, el Branded Content.

Hablamos con Juan Ignacio León y Castillo, responsable de Estrategia Creativa de Coonic y colaborador del blog. Juan Ignacio publicó en el blog un post titulado Ad blockers, ¿síntoma o enfermedad? y del que vamos a hablar en este podcast.

Juan Ignacio nos cuenta como el modelo publicitario se puede tambalear por la irrupción de estos bloqueadores y de cómo está afectando al mercado publicitario español. Nos desvela que son las whitelist y de cómo los Ad Blockers se están convirtiendo en los nuevos reguladores de la publicidad.

Puedes escuchar la entrevista pinchando aquí.
Ir a descargar

Televisión programática: ¿el futuro de la publicidad? Mi personal recorrido por la publicidad en televisión.

Classic Film

Como es evidente no soy de la generación Truman,  ni de la Z, ni de la X, ni de la Y (aunque a esta última casi llego por los pelos). No soy de ninguna generación con letras. Aunque me cueste reconocerlo soy de generación con números. Finales de los 60 para ser exactos.

Como la mayoría de los de mi generación me crie con la televisión. Soy ávida consumidora de contenidos de  televisión y mi consumo de televisión hasta hace muy poco era de televisión convencional, tanto generalista como de pago.

Como tal consumidora y debido a que no existía mando a distancia, ni se necesitaba ya que  realmente no existía una oferta de televisión que te impulsara a hacer zapping, consumía los anuncios como un contenido más de televisión. Todavía tengo en mi memoria canciones de anuncios que se han quedado en mi disco duro y que puedo cantar como si los estuviera viendo hoy mismo.

La publicidad era un contenido más y un contenido que entretenía.

Sigue leyendo

Hablando de Juego de Tronos

F3143342-2

Imagen: Movistar+

Hace ya un mes que acabó la sexta temporada de Juego de Tronos y me sigo sintiendo enganchada a la serie. Aún escucho conversaciones sobre lo que ha sido o no esta temporada; me entretengo pensando en teorías sobre lo que puede ocurrir en la siguiente; leo noticias  nuevas cada día sobre la serie o recibo memes divertidos de Juego de Tronos y acaba de ser nominada a 23 premios Emmy 2016.

Podríamos decir que esta temporada lo ha reventado.

tumblr_o3q5ygauQY1rkg2c5o1_400

Sigue leyendo

¿Hay nuevos canales de TV?

La tele, España, 2016. A lo largo del curso han sido alumbrados una serie de nuevos canales, fecundados tras las nuevas concesiones adjudicadas por el Gobierno en octubre de 2015. Al comienzo del curso, la mitad del país está triste porque el fichaje de Benítez “no cuaja”, y se termina de confirmar lo que intuíamos: somos explícitamente ingobernables. No pasa nada: habrá nuevos canales (6 en total) de televisión.

Se trata de una nueva oportunidad de ofrecer algo distinto, diferenciador. De callar la boca a quienes dicen que la tele aburre y que siempre hay lo mismo. Y por qué no, es también una oportunidad única de vigorizar el tejido industrial. Ya saben, inversiones, empleos directos e indirectos, etc.

¿Se ha aprovechado la oportunidad? ¿Tenemos, de verdad nuevos canales, nuevas propuestas?

tv rota

Charles de Mille-Isles

Hace una eternidad, en enero de 2012, nació Discovery Max. Bajo una marca de prestigio internacional y un poderoso ejercicio de branding, el nuevo canal citó y aglutinó espectadores ávidos de esas historias curiosas de las que se nutre el “factual”. El género no era nuevo, antes nos había llegado por multitud de frentes: laSexta acertó un pleno al 15 con Crímenes Imperfectos y durante varias temporadas con franquicias de “Mega-construcciones”. 13TV también lo intentó con contenido de Fox. Divinity (Los gemelos decoran 2 veces) y Energy (Los Impostores) programaron excelentes ejemplos, e incluso se produjeron adaptaciones patrias (Pesadilla en la cocina). Pero hasta el aterrizaje de Discovery Max, el hábitat natural del factual había sido el pago (Canal Historia, por ejemplo). Sigue leyendo

Snapchat, ese enigmático objeto de deseo

 

shutterstock_414985579

Cuando nos juntamos los que trabajamos en redes sociales lo normal es que primero compartamos nuestros datos de alcance de Facebook y nos entristezcamos o consolemos juntos. Pero después, una vez roto ese primer hielo, hablamos del otro GRAN TEMA: Snapchat. ¿Tienes alguna cuenta? ¿Cómo te va? ¿Qué subes? ¿Cómo mides? ¿Merece la pena?

Los mayores de 25 años no lo entendemos y los menores de 25 tampoco logran explicarnos muy bien por qué mola tanto, más allá de que se ríen mucho cuando nos lo cuentan y nos enseñan su última actualización. Pero lo que es incuestionable es que es una red cada vez más fuerte e influyente y que más nos vale lograr generar contenido interesante para que sus usuarios lo consuman si queremos tener una vía de comunicación con ese público tan deseado, tan anárquico y tan difícil de captar: el adolescente.

Sigue leyendo

Imprescindible: Dilo con tu Propia Voz


Fotograma del film “The Crowd”, de King Vidor

Supongo que todo el mundo conoce esta anécdota apócrifa (o igual debería decir de protagonistas desconocidos, pues por estadística es probable que alguna vez haya sucedido). Cuentan que una madre primeriza se presentó muy preocupada ante el pediatra, con su criatura en brazos. El bebé ya tenía más de dos años y la mujer estaba desesperada: el niño aún no había dicho ni una palabra.
El médico se recostó en su sillón y observó durante un rato al paciente, que ajeno al interés que despertaba, gorgoteaba y lanzaba patadas y manotazos a cuanto objeto se ponía a su alcance.
El médico, con gran solemnidad, tranquilizó a la mujer diciéndole: “Señora, puede usted estar tranquila. Su bebé está perfectamente. Antes o después, todos aprenden a hablar. ¿O acaso conoce usted a algún adulto que no lo haga?”
La anécdota acaba aquí. El mensaje resulta evidente: más pronto o más tarde, todo el mundo aprende a hablar (salvo que exista alguna disfunción grave, que por fortuna es en la minoría de casos).
Con esto en mente, pasemos por un momento a otro punto.

A menudo nos olvidamos de que cuando hablamos de audiovisual, nos referimos a una pieza que está constituida por eso mismo: por sonido e imagen, que comparten importancia a partes iguales. Esto es algo que, aunque parezca evidente, la mayoría de la gente suele ignorar.
En este mundo en el que vivimos en el que, por poner sólo un ejemplo, Youtube es el segundo buscador online; parece que el sonido no resulta tan relevante.

Created by Mushroom Networks

Cuando se habla de la importancia del audio, a veces se tiene la sensación de que se hace para acallar las quejas de los profesionales que se dedican al mismo, como si del hermano pobre se tratara. Y no, no es así.
A menudo olvidamos que el oído es un órgano sensible de gran sutileza. Si nos centramos en una película, la construcción del universo sonoro aporta una riqueza de matices a la que difícilmente la imagen podría lograr por sí sola. Si alguien lo duda, que realice la prueba: visione cualquier película que considere “buena” y reduzca el volumen a cero. ¿Resultado? La película nos parece mucho peor.
En primera instancia podríamos pensar que eso se debe a que, al no captar los diálogos, nos perderemos parte de la trama. No es así. El llamado “cine mudo” ya había resuelto de un modo magnífico un discurso visual pleno, en el que no hacían falta ni cartelas explicativas, (De hecho, lo habían resuelto mucho mejor que muchas de las producciones de hoy en día).
Lo que verdaderamente ocurre cuando prescindimos del audio de una película es que despreciamos eso que se denomina “el universo sonoro” del film. Sí, por supuesto está la banda sonora, aunque sobre todo lo que se echa en falta es ese conjunto de sonidos ambientales que envuelven al espectador y que, gracias precisamente a la naturaleza del sentido auditivo, suelen penetrar de un modo inconsciente en la mente del espectador.
Si hacemos este simple experimento comprobaremos el verdadero valor del sonido.

A lo que íbamos (y retomando la anécdota inicial de este post): el sonido es importante, y todo el mundo, antes o después aprende a hablar.
Vivimos en un mundo de imagen, aunque también es un mundo de marcas. Mi reflexión apunta en esa dirección. ¿Podemos extrapolar lo dicho anteriormente y pensar que todas las marcas, antes o después, aprenderán a hablar?
Imaginemos que sí.

El problema no es tanto si, como temía la madre primeriza, las marcas aprenden a hablar o no, sino cómo lo hacen. Fijémonos que el pediatra no entra en matices respecto a la calidad de lo dicho ni a la capacidad comunicativa del discurso de los parlantes.
Se puede hablar y no decir nada (aunque como nos recuerda la PNL, siempre comunicamos), o peor aún, decir algo de tal manera que se tergiverse, no por mala intención sino debido a una expresión deficitaria.

Tengo la sospecha que durante mucho tiempo las marcas no han hablado por sí mismas, sino a través de interlocutores, intermediarios o traductores. Me explico, las marcas (los anunciantes), han recurrido siempre a agencias de publicidad para que éstas elaborarán su discurso y lo hicieran atractivo.
No estoy hablando de que profesionales del sector les ayudaran a expresar con propiedad aquello que querían comunicar, sino a que, directamente, les han cedido su voz a terceros, pensando que la voz de estos era mejor que la propia.

No hay dos marcas iguales, como no hay dos personas idénticas, (parecidas sí, pero no iguales). Dicen que “el diablo está en los detalles”, y es precisamente ahí donde tenemos que buscar la identidad y la verdadera naturaleza de la marca.
Hace poco tuve ocasión de evaluar un spot realizado por una gran agencia de publicidad para una marca de prestigio internacional. Mi respuesta fue tan breve como clara: “técnicamente es impecable, pero no representa a la marca para nada”.
Aquella era una pieza audiovisual realizada con todo tipo de medios y, como digo, con una factura excelente. (Espero que se entienda que mantenga los nombres en el anonimato, más aún cuando lo que quiero decir se entenderá igualmente).
El problema es que la técnica (el estilo, el storytelling, si se quiere), era un estándar. Sí, de gran calidad, pero un estándar aplicable a cualquiera y, por lo mismo, inútil para todos.
Aquel anuncio privaba a la marca de su propia voz, de su personalidad, y convertía al producto y la empresa en una figura más entre la multitud de marcas que se anuncian a diario.

Imagen de “The Buster Keaton Crowd” en el San Francisco Silent Film Festival. Photo de Tommy Lau

El último ejemplo sobre lo que digo se me presentó hace pocos días, cuando vi el último spot de la Fundación “La Caixa”. Esta pieza forma parte la campaña “Imprescindibles”.


Vídeo oficial de la campaña “Imprescindibles”

Tratándose de una fundación con finalidades benéficas de corte humanitario, habiendo enfocado la campaña como un homenaje a aquellas personas que dedican su vida a ayudar a los demás, y habiéndose tomado la decisión de que sean los propios homenajeados quieres aparezcan en pantalla, parece que todo debería ir bien.

Es evidente que la idea original es dar voz a los miembros de las organizaciones, y a través de ese aporte de verismo, obtener mayor cercanía y credibilidad. (Eso no es un problema: se puede hacer un casting entre los participantes sin necesidad de recurrir a actores profesionales).
Aquí parece que tiene sentido que la marca (Fundación “La Caixa”) ceda su voz a terceros, o adopte como propia la voz de éstos. Hasta aquí no veo ningún inconveniente, pero…
Efectivamente: todo el que haya visto el spot se habrá dado cuenta de lo impostado que resulta el audio, algo que a mi entender elimina todo el potencial que tenía la propuesta.
Tan terrible como escuchar a alguien doblado (esa lacra que el mercado audiovisual español no logra quitarse de encima), digo, tan perjudicial como eso, resulta el darse cuenta de que la persona que nos habla no utiliza sus propias palabras: que recita, como un estudiante aburrido, unas líneas que otro ha escrito para él, y que no comprende, que no le importan o que, en el mejor de los casos, comparte pero nunca expresaría de ese modo.

Como decía el pediatra, todo el mundo, antes o después, aprende a hablar. Otra cosa es que lo haga con propiedad y con su propia voz. Puede que ése sea un primer paso a dar por las marcas, si quieren que el Branded Content que generen llegue a su público.

(Nota: las imágenes utilizadas se acogen al derecho a cita y sus propietarios aparecen debidamente acreditados)