elasticgirl

A veces, es necesario escribir este post.

Mujer, trabajadora, innovadora, capitana exhausta de fatigas y, en ocasiones, #malamadre. ¿Qué demonios le pasa al mundo para que tengamos que seguir recordándolo? Para todas aquéllas que se identifiquen con este comienzo, habréis notado que últimamente en las redes se están difuminando mensajes feministas que tratan fervientemente de quitar el sanbenito negativo al término.

El pasado 20 de septiembre, en la Organización de las Naciones Unidas, el movimiento HeforShe para la igualdad de género ofreció un conmovedor momento de reflexión a través del discurso de Emma Watson, embajadora temporal de dicho movimiento creado por ONU Mujeres

Me emociona escucharlo y ver cómo a raíz de su emisión y su efectiva carga viral en redes, muchas personalidades famosas, y otras tantas desconocidas, se han sumando al movimiento.

onedirection

De no ser así, quizás el speech se habría quedado en ordenadores de usuarios con acceso a contenidos más elitistas, en inglés y procedentes de organizaciones internacionales. Pero no fue así: gran cantidad de contactos femeninos de mi FB publicaron y, por ende, apoyaron el vídeo con sus “me gusta”. Como dice Emma Watson: Si no yo, ¿quién? Si no ahora, ¿cuándo?

Hoy leo la indignación de Carme Chaparro, presentadora y editora de Informativos Tele 5 ante las declaraciones de Mónica Oriol, presidenta del círculo de empresarios. Un artículo que clama sobre el terrible sentimiento de culpabilidad de algunas mujeres ante el hecho de conciliar trabajo y maternidad. También, hace referencia al reciente informe de la OIT sobre la situación de las mujeres, en España, en el trabajo, con tácticas de moobing y presión. No es la primera vez que esta periodista arremete contra una situación popularmente injusta o sutilmente discriminatoria como es la talla de ropa que deben lucir las mujeres que son imagen en un mundo mediático. Carme Chaparro hace muy bien: tiene un juicio crítico, ganas de opinar y, sobre todo, poder para hacerlo, su cuenta Twitter plagada de seguidores:

pantallazo

El tío Ben le enseñó a Spiderman la moraleja del cuento: “Tener un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y el poder de los medios de comunicación es enorme, más ahora que cada individuo es capaz de comunicar al mundo sus pensamientos, sentimientos y posicionamientos respecto a la libertad de los demás. Las redes, bien usadas, son maravillosas porque pueden permitir dar voz a grupos minoritarios o discriminados. Siempre pienso que si las cosas existen es por algo.

Desde este mismo blog se han expresado diferentes tratamientos que el sector de los media da a la mujer, recuerdo a @brochela a propósito de La mujer publicitaria. Es apabullante cómo, con tanto avance tecnológico, tal capacidad de trabajo, y generación de plataformas de comunicación, se sigan escribiendo posts en pro de la igualdad de género pero esta vez desde el contexto de los medios de comunicación, donde todos podríamos y deberíamos igualarnos.

Corría el año 2008 cuando tras superar 3 cortes de un proceso de reclutamiento para un puesto directivo en Telefónica Servicios de Música,  el encargado del proceso me preguntó si tenía previsto quedarme embarazada.

No conseguí el puesto, se lo dieron a mi rival, un hombre, joven y preparado, como yo. A veces me pregunto si con el nivel de uso y manejo que tenemos hoy de las redes sociales, habría manejado este incidente de manera diferente.

Meses más tarde nació mi primera hija. Ella será una maravillosa y consecuente mujer.

Imagen 1: Elasticgirl, Los increibles (Brad, Bird, 2004)

Imagen 2: @Harry_Styles

@evapatricia