La revolución de los Influencers: Show me the money!

Jerry Maguire

Empezaré con una frase que seguro no habéis oído nunca: “El consumidor es el Rey” ;) ¿Os suena? Seguro que si. O era el contenido… Mmmm ya no me acuerdo bien de quién reina.

Lo que tengo claro es que seamos o no los reyes, como consumidores tenemos el derecho a saber si el contenido que realizan los influencers son opiniones o si se trata de publicidad encubierta.

Sigue leyendo

¿La radio, hoy? Te diré cuatro cosas.

RadioDelFuturo.jpg

En medio de toda la oferta programática, online, televisiva… ¿te preguntas si la inversión publicitaria en la radio actual merece la pena? Más que nunca. Pero cuidado, no como antes. Ha llegado el momento de los contenidos de marca veraces creados y producidos de forma independiente. Me explicaré en cuatro puntos, y desde mi humilde punto de vista, el de mis propias vivencias:

1.- “La radio” ya no es lo que era.

Para bien y para mal. Depende de en qué lado de la creación de contenidos estés.

Hace poco un buen amigo y ex compañero de fatigas en la SER, Gorka Zumeta, me pidió que con motivo del Día Mundial de la Radio grabase unas palabras sobre cómo la veía en el futuro. Sin pensarlo, me metí en el estudio, abrí micro, le di a grabar y por instinto mandé la mano al bolsillo. La radio del presente ya está en nuestros móviles.

Pero no acabé ahí. Un gesto rápido con mi dedo y apareció el sonido de Beats1, la radio de Apple. Una marca que habla, pone música, y con locutores que prescriben. Una estación online con personas capaces de aportar personalidad y compañía a una señal de audio con valores de marca.

beatsone.jpg

Además, por si alguien lo dudaba, Apple está dejando más claro que nunca que es su gran marca la que está detrás. Su último movimiento: hacer suyos TODOS los podcast (que son prácticamente todos) que contiene Itunes al cambiar la denominación del servicio. A partir de ahora se llamará Apple Podcast.

Poca visión de futuro demostraría si me conecto a cualquiera de las grandes cadenas españolas a través de la FM o su app móvil.

Sigue leyendo

Algoritmos creativos y máquinas de empatía

Desde el pavor que produjo aquel tren que pretendía arrollar al público en un café de París, las nuevas tecnologías se han movido en aguas pantanosas. Una mezcla entre “¿Es posible que..?” y un “¿Sustituirán las máquinas a las personas? Lo cierto es que no tenemos ni idea de todo lo que nos viene, pero la simbiosis entre las máquinas y la creación humana parece el camino más divertido para experimentar.

 

Sunspring es un curioso ejemplo de experimentación con un resultado “raro”. Lo ideal es que veas primero el resultado y luego sepas que…

Sigue leyendo

3 cuadros sobre Medios y Redes.

No se cual va a ser la conclusión de este post. Me gustaría poder aportar algo pero ando algo confundido. Vamos allá.

Me gustaron y mucho los post de Fran Gallego  sobre analítica. Nos obligaba y comprometía a ser serios en el análisis de los datos. No era suficiente con querer transmitir lo que en otros post sobre análisis de data en redes, otros autores de este insigne blog hemos hecho… no menciono para que Fran no lo tome contra ell@s.

Aquí van tres cuadros de unos cruces de datos que hemos realizado. Podría posicionarme da una manera súper ilusionante y transmitir amor hacía la humanidad pero realmente estoy confundido. No sé si es por falta de tranquilidad, por falta de contemplación… estos son los datos y juzgar vosotros.

Los datos que aportamos son de publicaciones de nuestros clientes que ofrecemos agrupados. Entender que no es posible desagregarlos por cliente. La muestra sea hace sobre 1 millón de Post en Facebook durante el año 2016.

Por ser concretos hemos hecho un cálculo medio en 4 variables. Hay otras muchas variables de posible análisis. Aquí lo que pretendíamos analizar, a grandes rasgos, es la vinculación de las comunidades de los medios, su influencia en las impresiones de los total de post y la posible (que no previsible) preferencia de la “red” sobre algún tipo de medio.

Las 4 variables son:

  • Media de Reacciones de usuarios totales dividido por las publicaciones hechas: el objetivo de este análisis es conocer cuántas reacciones de los usuarios se han conseguido por el esfuerzo realizado. Se agrupan las reacciones para facilitar el análisis.
  • Media Comentarios dividido por las publicaciones realizadas: el objetivo es conocer la reacción con la acción con mayor nivel de compromiso por parte del usuario. Los comentarios nos obligan personal y socialmente frente a nuestra comunidad.
  • Media de impresiones por publicación: de alguna manera Facebook hace con esto lo que estima oportuno. Es el cálculo medio de cuantas veces lo ha “impreso” en un muro.
  • Media de impresiones entre reacciones: para conocer si influyen las reacciones en las impresiones en el muro y hasta que punto podemos provocar el incremento de las impresiones y como consecuencia (o causa) de esto, el alcance.

1.- Agrupación por tipología de medio.

  • La media de reacciones de las televisiones, es aproximadamente un 15% de la media de todas las reacciones.
  • Las radios un 50% en la media de los comentarios. ¡Las Radios! Comentamos  más lo que oímos.
  • La media de impresiones es similar entre todos los medios, Facebook reparte suerte a partes iguales. Esto se repite varias veces (casi siempre) en el análisis.
  • Las impresiones necesarias para conseguir reacciones son de media superiores en las radios que en el resto de los medios. Aún teniendo que realizar un esfuerzo superior la media de reacciones merece la pena. El compromiso por parte de la comunidad es mayor.

2.- Por tipología de contenido

En este punto los hemos segmentado en 3 niveles. Especializado, Generalista y dentro de especializado hemos desagregado a los medios deportivos (independientemente de que sean Televisiones, Radios o Prensa)

Los datos son similares en los tres. Llama la atención la media de impresiones y de reacciones por impresión. Los datos son rotundamente iguales. Las reacciones de los usuarios son iguales de media.

Reaccionamos TODOS igual. La masa se comporta de la misma manera. ¿Somos predecibles? ¿Somos un solo elemento? ¿Somos uno? La masa general ¿Se comporta igual? ¿Hacemos lo mismo ante las mismas reacciones?

De este cuadro mi desazón. ¿Somos tan iguales o tan predecibles?

3.- Por sesgo Político.

 

Aquí las diferencias si son claras.

  • Los medios son sesgo político marcado tienen menos del 35% de reacciones que los medios sin línea editorial marcada.
  • Evidentemente los comentarios son en buena medida superiores en los medios políticos.
  • En relación a las impresiones los medios con línea editorial sin afinidad política marcada obtienen un  40% de impresiones más que los medios con adhesión política clara.
  • El esfuerzo de impresiones para obtener reacciones… superior en lo marcadamente político.

Son sólo algunos datos de un análisis más profundo. Lo llamativo es lo dependiente que somos de Facebook para llegar a nuestras audiencias (el milagroso o misterioso algoritmo) y cómo nos comportamos como comunidad en determinados entornos informativos.

El detalle sobre tipo de programa comunicador, contenido, formato… hace que las diferencias sí sean notables, al agruparlas de este modo nuestro comportamiento, como grupo, es el mismo.

@agallor

Que sí nos representan, que sí

NBA 2K17_20170330163601

Ésta es la versión refinada de mí mismo para el NBA2K. Hace lo que nunca fui capaz de hacer en una cancha. Y por supuesto, tiene más pelo que yo

Disculpas por el clickbait político, titular siempre es complicado. En realidad hablo de los personajillos que nos construimos en videojuegos.

Sigue leyendo

YOUTUBE PUNK ROCK

33082267631_14016eb3e6_b

El 18 de Febrero tuvo lugar en Madrid la mayor convención youtuber celebrada en España, Tubecon. La idea de este evento era mostrar de la forma más amplia posible lo que está significando el movimiento youtuber en diferentes áreas de la expresión artística y de la cultura juvenil. Y no solo puramente juvenil. Como quedó patente en el evento, YouTube y el video online no es un formato utilizado sólo por los jóvenes.  Tampoco su audiencia son sólo adolescentes, tema que también ha sido tratado en algún otro post de este blog.

Cómo colaborador del evento he tenido la oportunidad de vivir muy de cerca como los creadores, los youtubers, afrontan un reto de estas características, un reto que significa que se tienen que auto organizar y tomar decisiones. Algo que, por cierto, hacen muy bien. Al fin y al cabo han desarrollado estas capacidades sobre la marcha ya sea consciente o inconscientemente. No me extenderé más sobre Tubecon, mis reflexiones más extendidas sobre la experiencia vivida allí pueden leerse en otro lugar. Lo que pretendo plantear en este post es la idea de cómo el movimiento youtuber se conforma como un movimiento cultural con algunas similitudes con el Punk, el influyente fenómeno músico-cultural de finales de los 70.

Sigue leyendo

Entrevista a Paco Asensi: el infinito mundo de la animación

Entrevistamos a Francisco Asensi, Responsable de Innovación en Negocio y Contenido de Tarkinia, y hablamos del sector audiovisual y su recuperación, de cómo las productoras independientes de animación encuentran su hueco en un sector dominado por los grandes estudios americanos, hablamos de las posibilidades transmedia de la animación y su monetización y de cómo el branded content es una muy buena fórmula dentro de este tipo de producciones.

Puedes escuchar la entrevista pinchando aquí.

Ir a descargar

¡LA TELE ES VIRGEN!

La tele es virgen. Concibe contenidos de entretenimiento por la gracia de las productoras pero… no hay padre. A las teles se les aparece un mensajero, generalmente en una empresa de producción audiovisual, con un mensaje divino (el proyecto) y tras unos meses de producción,  se estrena un nuevo programa que tendrá mejor o peor fortuna en la vida.

Recojo el testigo de Javi Jáuregui sobre el tema de El arte de pasarse al autor por el forro… Aquí me voy a ceñir al entretenimiento televisivo. Como autora tengo la sensación, decía, de que los formatos de televisión surgen por generación espontánea. Si, así os lo digo. No hay autor que conciba, elabore y desarrolle propuestas de formato. Las ideas, los proyectos son de las productoras de contenidos pero no hay autor.

izzy

Bueno algunos si tienen autor. Por ejemplo: El Hormiguero de Pablo Motos, Gran Hermano de John de Mol. Pasapalabra: Rebecca Thornhill, Mark Maxwell-Smith, Andrew O’Connor. Late Motiv: El terrat Pero eso son programas, obras audiovisuales producidas. Y esos autores son dueños de las productoras que los producen. Qué coincidencia.

Los canales de televisión nutren sus parrillas de contenidos audiovisuales. Y todo lo que no es ficción se mete en el saco de “entretenimiento televisivo”: Los programas de actualidad, los concursos, los programas divulgativos, los dating, los realities, los coach…. Alguien se ha tomado la molestia en el sector de clasificar los programas por géneros y subgéneros. Así que algo debe existir susceptible de merecer tal estudio pero solo si llegan a la pantalla. Antes de convertirse en obra audiovisual, parece que no tienen entidad como ideas. Esa construcción intelectual que puede llegar a ser una obra audiovisual protegida, está absolutamente desprotegida.

Los formatos televisivos son uno de los mecanismos más utilizados en la industria audiovisual. Su protección por el derecho de autor es un tema de mucho debate académico y técnico que se refleja en la diversa jurisprudencia internacional y nacional que existe sobre la materia.

Gisela Gaffoglio (Argentina) define al formato televisivo como: «un documento escrito en el cual se indican las principales características de un programa de televisión: mecánica, ambientación, escenografía, vestuario, coreografía, musicalización, etcétera, de modo tal que aquel que tenga acceso al formato pueda llegar a crearse una impresión bastante precisa del mismo».

Algo así son los documentos que presentamos, los creadores (quizá suena pretencioso), los guionistas (técnicamente no son guiones) o los autores (que oficialmente no existimos) a los responsables de entretenimiento de las cadenas cuando queremos vender un proyecto de programa de televisión. Pues ese documento en el que un creador individual o colectivo plasma su idea y refleja la conceptualización de la misma, el desarrollo del contenido y los elementos de su propuesta que considera más relevantes para su interlocutor (concepto, estructura, presentadores, perfiles protagonistas, narrativa visual, estructura, duración, estilo…), no se puede proteger legalmente. Tal y como está hoy por hoy, redactada nuestra Ley de la Propiedad Intelectual ese documento no sirve para proteger esa propuesta, “el formato”. Lo que registra un autor es la literalidad, la redacción del documento, negro sobre blanco, sin apoyo ninguno de material gráfico pero no el proyecto que podría llegar a ser.

Así las cosas, si un autor quiere proteger su proyecto de formato, Julia Gil desde Bloguionistas nos recomienda los siguientes pasos: 1) Registro, 2) una presentación en la que quede clara el concepto estructura y formato del programa, 3) un documento de entrega y 4) en caso de interés por parte del receptor HAY QUE PACTAR UN PAGO Y UN PLAZO en el que el proyecto se realizará.

Parecen unas medidas preventivas muy razonables. Por favor, dejad vuestra experiencia al respecto en los comentarios.

¿Registras tus proyectos antes de llevarlo a una productora o televisión?

¿Exiges acuse de recibo de los proyectos que presentas?

¿Pactas habitualmente un pago y un plazo tras el cual recuperarás el formato?

n1qhcm

En España, la Academia de Televisión ofrece a sus miembros la posibilidad de registrar formatos entregando el documento impreso que el autor estime oportuno como proyecto. En este caso los creadores audiovisuales son libres de incluir en este documento los elementos que estimen oportunos. Llegado el momento, si es necesario se podrá recurrir a ese proyecto registrado que podrá contener más elementos que el texto literal que es lo que nos permite, por ahora el Registro de la Propiedad Intelectual.

Y ¿qué sucede con los guionistas que están contratados por una productora para desarrollar formatos? ¿Renuncian a su autoría a cambio de un sueldo?

No amigos, aunque algunos contratos de guión o desarrollo recojan en alguna cláusula que el guionista renuncia a determinados derechos, se trata de derechos irrenunciables.

La legislación española es claramente defensora de los derechos morales, reconocidos para los autores y para los artistas intérpretes o ejecutantes. Estos derechos son irrenunciables e inalienables, acompañan al autor o al artista intérprete o ejecutante durante toda su vida y a sus herederos o causahabientes al fallecimiento de aquellos. Entre ellos destaca el derecho al reconocimiento de la condición de autor de la obra o del reconocimiento del nombre del artista sobre sus interpretaciones o ejecuciones, y el de exigir el respeto a la integridad de la obra o actuación y la no alteración de las mismas.

No está todo perdido. Pero necesitamos reconocer que el formato existe como obra registrable. Si no hay formato no podemos defender el proyecto y la obra, el programa audiovisual producido es propiedad de la productora o del canal que lo emite.

Pues bien, en España a día de hoy, son pocas la productoras que reconocen la autoría de los formatos de la única manera que se puede reconocer, reflejándola en los títulos de crédito. Se podría reconocer de muchas más maneras, la más inmediata es otorgarle un valor económico, pero también se podría garantizar el empleo del creador como director, productor ejecutivo o guionista del programa.

Me alegraría bastante lograr cierto consenso al respecto entre nosotros, innovadores, y me gustaría proponer un debate al respecto. Los autores estamos absolutamente desprotegidos. Pasamos años creando en la soledad de nuestra pantalla al son de nuestros teclados. A veces no tan solos, una firma colectiva merece un reconocimiento también y son tan pocas las veces que suena la flauta que deberíamos ponernos de acuerdo y consensuar unos mínimos derechos sobre nuestras obras.

He estado muy tentada de añadir jurisprudencia pero hay otros colaboradores de este blog muchísmo más autorizados para eso que yo. Fuese cual fuese la sentencia, por ejemplo, sobre el posible plagio de “Españoles por el mundo” a “Madrileños por el mundo” está claro que era una buena idea y que una productora o dos y dos canales tienen ganancias gracias a esa idea original.

Me ilustraba para escribir este post Concepción Cascajosa, Profesora de Universidad y Experta en formatos de Televisión, y me ponía de ejemplo la situación de los creadores de comics de la factoría Marvel que no vieron reconocidos sus derechos de autor hasta la década de los 60 o 70. Stan Lee encargaba personalmente los guiones y tramas a los empleados que desarrollaban ideas y tramas. Los trabajadores de Marvel (freelancers o en nómina) cobraban por página de guión o dibujo y jamás recibían royalties, hasta que décadas después de que sus obras triunfaran lograran finalmente, un reconocimiento formal como creadores de las historias, personajes y sagas de la casa.

Algo así pasa en las productoras con los equipos de desarrollo. Alguien lanza un titular: “¡Quieren un dating!” y un guionista o un equipo desarrollan un proyecto que se presenta a una cadena. Si el proyecto gusta y se vende, en el mejor de los casos los guionistas serán contratados para trabajar en la producción. A veces, seguirán desarrollando nuevos proyectos en el anonimato. Y en este caso ¿cómo se reconoce la autoría de ese formato? Si la autoría es un derecho irrenunciable, no debería, al menos reflejarse siempre quién es el creador del programa.

“El problema aquí”, dice Cascajosa en su post, “es la situación en la que un profesional debe ir a un tribunal para que se reconozca su trabajo porque la industria en la que trabaja carece de los mecanismos para defenderlo”.

La industria no es un ente abstracto, la industria la formamos todos los que estamos en ella. Guionistas, realizadores, trabajadores del audiovisual, productoras, canales, broadcasters, distribuidores. Borja Terán, comentaba al respecto de esta industria la especificidad de nuestro mercado hispánico, que tiene ciertas diferencias con respecto al latino pero tampoco es similar al del resto de Europa. En vista de la grave crisis de creatividad apuntaba en uno de sus artículos que “las cadenas prefieren esperar al éxito o fracaso de producciones de otros países antes de confiar en la creatividad patria: que hay mucha y muy buena”.

Pues tal vez la creatividad patria, necesite una oportunidad, un reconocimiento. Y tal vez en nuestra industria sea urgente activar mecanismos que defiendan al creador. Si se están multiplicando los canales para los contenidos audiovisuales, no perdamos el tren de la innovación.

Innovemos un poco, reconozcamos los formatos como obras y a sus creadores como autores.

 

 

CELEBRANDO. Febrero mes de la Radio

Mis intervenciones en este blog hasta el momento, siempre han ido acompañadas en el cierre por una canción alusiva a la temática, que pudiera ilustrar el contenido y aportar lenguaje sonoro, el poder emocional de la música.

Hoy voy a invertir el orden y también el sentido de esto, voy a empezar por la canción. Voy a convertir el post en Transmedia, con permiso del autor. Probablemente el creador también pudo dedicar ésta canción a la Radio y coincida conmigo en lo intercambiable del mensaje.

Una forma bonita de hablar de radio. Mi homenaje a la Radio:

Sigue leyendo

¿Y si en vez de educar a los hijos empezamos por los padres?

captura-de-pantalla-2017-01-08-a-las-11-53-54

Este verano, estando de vacaciones en la piscina del hotel, dos niños que eran hermanos y que tenían tres y seis años se me acercaron. Me habían visto jugar a Pokémon GO así que no duraron ni un segundo y se plantaron a mi lado.

Sin ser un experto en ese videojuego, sí había jugado bastante durante las últimas semanas. Estuvimos hablando durante más de 20 minutos, ya se sabe que a los niños como les guste algo no suelen encontrar el momento de acabar. Los pequeños me trasladaban dudas acerca de cómo se jugaba, yo era nivel 12 por aquel entonces y ellos solo nivel 3. 

– ¿Tienes a Pikachu? – me insistió varias veces el menor de los dos.

– ¿Dónde están los gimnasios? ¿A partir de qué nivel puedo ir?- le interrumpía el mayor.

– ¿Cómo puedo evolucionar los Pokémon que ya tengo? – me decía el pequeño.

Sus padres, tumbados tomando el sol a nuestro lado, me miraban con una sonrisa un pelín forzada. Entonces, empecé a pensar sobre el tamaño de la brecha entre los padres que han tenido la suerte (o han hecho el esfuerzo) por entender los formatos de entretenimiento actuales y los que no. Me vino a la memoria el vídeo que grabé en el Retiro de Madrid y publiqué en mi Twitter en el cual mucha gente estaba jugando a Pokémon GO, en concreto el segundo 55 del mismo en el que un padre le dice a su hijo: 

– Hijo, ¿lo has pillado? – refiriéndose a ese Pokémon raro que hizo que una auténtica marea de gente se desplazara de un punto a otro del parque.

Ese momento exacto del padre y el hijo tuvo muchas críticas en redes sociales, en las que se pudo leer cosas cosas del estilo a “anda que no tendrá cosas mejores que hacer ese padre que jugar a Pokémon GO con su hijo”.

Siguiendo con mis vacaciones, al día siguiente en el hotel, los niños nada más verme en la piscina corrieron a venir a jugar conmigo de nuevo. Volvieron las preguntas sobre el juego de Nintendo: que si cómo puedo hacer explotar un huevo, que si había visto el vídeo en el que Pikachu evolucionaba a Raichu, que si un montón de cosas de dudas más. Ellos seguían insistiendo y entonces me volví a fijar en la cara de sus padres. Éstos me estaban mirando con una mezcla entre: “¿por qué este tío sabe tanto de Pokémon GO?” y “¿por qué no se está quietecito y deja de jugar con mis hijos?”.  Sigue leyendo