La danza del Yo y el Nosotros

Somos seres sociales, como muchos bichos. Vivimos en sociedad, como muchos bichos. Y las historias nos dan forma, en esto ya no hay bichos como nosotros.

Como dice y razona Yuval Noah Harari el Homo Sapiens es la especie que ha llegado a gobernar este planeta gracias a que es capaz de construir mecanismos de cooperación masiva entre extraños, tales como naciones, iglesias, empresas, cooperativas, ong’s, clubes de fútbol …

Siguiendo con la tesis que este autor desarrolla en “Sapiens. De animales a dioses”, estos mecanismos de cooperación masiva se hacen posibles cuando se orquestan con historias –él dirá mitos- que los legitiman y orientan su acción. Así, las naciones crean sus mitos que legitiman a gobernantes y ciudadanos; las iglesias crean los de la santidad y los feligreses; las empresas el mito del emprendimiento y el empleado; las cooperativas enfocan los suyos desde el igualitarismo y lo colectivo; las ong’s desde la causa noble y el voluntario; el club de fútbol declina el mito de la rivalidad y la adhesión a los colores, etc…

El mito es lo que aporta familiaridad, lubricando de ese modo la cooperación entre extraños. Por ejemplo el mito del Estado del Bienestar en España me conduce a pagar impuestos a favor de la cooperación entre ciudadanos españoles, de los cuales a lo sumo conozco directamente a 200. O sea, de los 45 millones de españoles hay 44.999.800 que son, en sentido estricto, extraños para mi. Sin embargo son españoles, como yo. Compartimos mito y esto nos permite cooperar con eficacia.

Escribe Harari en un pasaje de su libro que “contar relatos efectivos no es fácil. La dificultad no estriba en contarlos, sino en convencer a todos y cada uno para que se los crean”. Por esta razón todos los mecanismos de cooperación masiva entre extraños necesitan mitos seductores y medios a través de los que circular.

Hoy somos muchos medios de comunicación.

Desde que vivimos en plataformas de conectividad y vamos con ellas a todas partes, hemos añadido el rol de productor de contenido al que ya teníamos tradicionalmente de receptor paciente del que otros producían en nuestro nombre. Ahora se nos ha facilitado ser nodos. Emitimos y recibimos contenido desde y hacia nuestras áreas de influencia. Así vamos constituyendo ese relato que llamamos actualidad. Sigue leyendo

¿Compartir es mejor que poseer?

“En EEUU existen aproximadamente unos 80 millones de taladros domésticos, cada uno de los cuales tiene un uso medio de unos 13 minutos a lo largo de su vida útil” Brian Chesky, CEO de AirBnb

De esta premisa nacen brillantes ideas de negocios como AirBnb que triunfan llegando a tener previsión de colaborar con Amadeus.

sharing-economy

Búsqueda de “Sharing economy” según Google Trends desde 2004 hasta hoy

En esta prehistoria de Internet asistimos al nacimiento de nuevos modelos de negocio, como la economía colaborativa, que nos cambian la manera de entender el consumo.
Sigue leyendo

Fan films. Cada vez más fan, cada vez más films

Estos romanos están locos. Imagen capturada de https://www.youtube.com/watch?v=px4RL3_ImV4

Estos romanos están locos. Imagen capturada de https://www.youtube.com/watch?v=px4RL3_ImV4

Para leer este post, recomiendo humildemente como maridaje musical Le Sacre du Printemps, de Igor Stravinsky, excepto durante el propio visionado, claro https://open.spotify.com/album/0F9N8HseBFNawOkrBFK38x

Por una vez, el calendario del blog no me había pillado en la parra. Tenía preparado un post con opiniones y referencias sobre “los otros” YouTubers, los que no tienen un público masivo, los que no atraen a las marcas.

Pero ayer me topé con esto.

Otra humilde recomendación: ver los videos en la pantalla de la “tele grande”. No hay color

Se trata de un cortometraje de la saga Star Wars. Muy bien rodado, con bonitas localizaciones, VFX decentes y una coreografía de lucha con espadas láser muy currada, la más larga en metraje que yo recuerdo. La verdad, una experiencia audiovisual placentera, mucho más que otros productos de la abarrotada oferta del universo Star Wars.

La peculiaridad de este corto es que está fuera del conglomerado oficial controlado por Disney. La poderosa multinacional no verá directamente ni un euro de su visionado, pero probablemente tampoco sus autores. ¿Una declaración de amor o el último escalón aspiracional, de entrega absoluta al poderoso lado oscuro de la Marca?

Fan films, el hardcore de la fan fiction

A este tipo de piezas audiovisuales se les llama fan films. El fenómeno de la fan fiction se viene produciendo en casi todos los universos narrativos de éxito desde hace años pero, como sabemos todos los que escribimos en este blog y suponen todos los que nos leen, la producción audiovisual tiende a ser compleja y costosa. Al menos mucho más que sentarse a escribir una historieta en un blog de fanfic de Naruto

Recreaciones amateurs de pelis (o películas suecadas, como se prefiera) ha habido desde el VHS, como esa legendaria versión de Indiana Jones que sus fanautores tardaron 30 años en terminar. Lo habitual es que se trate de piezas prescindibles, rodadas con una cámara doméstica y con dudosas cualidades cinematográficas. No obstante, de vez en cuando se ven cosas que no sólo demuestran creatividad, sino que ponen al descubierto posibilidades narrativas interesantes y que, cada vez más, irán aumentando la propia riqueza del canon correspondiente.

Es frecuente también que se trate de piezas integradas en universos fantásticos: Star Wars, Harry Potter, Marvel, videojuegos… El nivel de implicación necesario para meterse en un jardín semejante suele ser más propio público del género fantástico en cualquier formato. Aunque no descarto ver algún día un fan film almodovariano.

Por el contrario, las temáticas y formatos usados son de lo más variado: parodias, what ifs, ampliaciones de personaje, dibujos animados o meras excusas para grabarte dando de palos a tus compañeros de gimnasio.

Como soy un consumidor audiovisual glotón e insaciable, llevo años viendo secretamente fan films de los que me iba recomendando el sabio algoritmo de YouTube. Lo que me ha chocado de Darth Maul: Apprentice ha sido su acabado y la cantidad de medios con los que han contado para hacerlo. O bien ha costado mucha pasta, cosa que no creo más allá de unos mínimos evidentes, o muchísima gente se ha implicado en ello. Veamos el making of

Dollies, mövi, cables de especialista, VFX… La mayoría de los realizadores que escribimos aquí no hemos contado con todos esos lujos ni de lejos, y mucho menos con esa tranquilidad para rodar (18 días de rodaje para 17 minutos de metraje), dicho sea sin demérito: ese corto tiene una gran factura y muchísimo curro detrás. De hecho, creo que aporta más al universo Star Wars que esa otra fan film carísima que hizo J.J. Abrams. Impresiona especialmente ver al director ejecutado los stunts para explicárselos a los actores. Ni Michael Bay, vamos.

Enséñamelo, no me lo cuentes

No me voy a alargar mucho más. Baste decir que tras varios años de parón, vuelve a convocarse oficialmente un concurso internacional de fan films de Star Wars:
http://www.starwars.com/star-wars-fan-film-awards

Y hay páginas especializadas en este subgénero audiovisual repletitas de contenido
http://www.fanfilmfollies.com/

A continuación, unas pocas recomendaciones for your viewing pleasure, sin orden concreto alguno:

Star Wars Uncut

Una simple búsqueda en Google demuestra que el universo narrativo creado por George Lucas es el que más número de fan films acoge. De largo.

Hace unos años se lanzó el ambicioso proyecto de crowdsourcing Star Wars Uncut. Se trataba de recrear la peli enteretica por parte de los fans: tú solicitabas un fragmento y, si se te concedía, tenías total libertad para recrearlo, siempre y cuando respetases el texto y planos originales, fuesen curradísimos reenactments, dibujos animados o descacharrantes parodias. El resultado es, cuanto menos, curioso. Su visionado un placer culpable, entre lo bizarro, lo cómico y lo tierno.

Ya han hecho Una nueva esperanza y El imperio contraataca, así que todavía hay oportunidad de disfrazarse de ewok en futuras reconstrucciones. O no.

The Hunt for Gollum

El universo Tolkien se presta bastante al fan film. En este caso, cabe destacar el currazo de dirección de arte para mantener la coherencia visual con la franquicia de Peter Jackson, aunque reconozco que se hace un poco pesado de ver…

Batman. Dead End.

La complicada ambigüedad moral del personaje de DC, junto con la oscuridad que preside el cómic y sus adaptaciones cinematográficas piden a gritos un examen más detenido por parte de los fans. Situaciones en las que debe decidir entre el bien y el mal, peleas en callejones bajo la lluvia y… ¿luchas con Aliens y Predators?

Punisher: Dirty Laundry

¿No estás satisfecho con la adaptación que han hecho de tu personaje preferido? No pasa nada, armas tu propia peli. Y llamas al actor de la adaptación oficial. Y el actor te produce el corto y se trae a amigos suyos como Ron Perlman. Esas cosas que pasan…

Assassin’s Creed Unity Meets Parkour in Real Life

O cómo jugarse la vida para recrear un videojuego. Sin cables ni trucos. Yo no recomendaría repetirlo, aunque te pille Notredame a mano…

 Modern Warfare – Frozen Crossing

Los aficionados al airsoft son muy de grabarse en video practicando su hobby. Para ello, se empollan las escenas de acción de las pelis y las recrean con mejor o peor fortuna. En este caso, logran dramatizar las misiones del Call of Duty-Modern Warfare manteniendo la tensión con un buen ritmo narrativo.

Metal Gear Solid – Philantropy

Si el anterior ya impresiona, ¿qué decir de este fanfilm de una hora? Acción bien rodada, atención al detalle, VFX… Si perdonamos alguna explosión feúcha y la sangre más roja desde los tiempos de la Hammer, parece que estos italianos hacen valer el tiempo empleado en ver su trabajo. Además, lo de empezar con una cita de Ralph Waldo Emerson es de tener mucho cuajo. En cualquier caso, tras dos partes, y el apoyo público (al menos de palabra) de Kojima, parece que el proyecto tiene futuro aún

Spider-Man: Eclipse

Un traje de lana, sencillas pero eficaces coreografías que a veces recuerdan a Oldboy, los efectos visuales justos… y mola más que las últimas adaptaciones oficiales. A alguien se le debería caer la cara de vergüenza

Half-Life. Enter The Freeman

Vayamos un paso más allá: ¿tienen posibilidades comerciales los fan films? Era una pena que el clásico e influyente Half-Life, el yayo de todos los videojuegos distópicos (y de Mr. Robot) no tuviese una extensión cinematográfica (aunque si recordamos la de Doom, es casi mejor que no tenga). Este proyecto empezó como muchos otros, por amor al arte, literalmente, para cubrir esa demanda. Sin embargo, unos buenos dineros recogidos en Kickstarter han permitido que evolucione hacia una serie, The Freeman Chronicles. Prometedor.
http://www.thefreemanchronicles.com

 

El on demand no es solo Netflix

bingueros

Siempre que vemos la palabra on demand lo asociamos al “vídeo” y sobre todo a Netflix al haber conseguido convencer a todos de que VOD es su apellido.

En este post quiero centrar la mirada en otro tipo de on demand, el denominado platform on demand o estrenos bajo demanda. Su origen se encuentra en una película que se hizo en el 2007 con un presupuesto alrededor de 15.000 $ pero que no consiguió estrenarse hasta octubre de 2009 y con ciertas peculiaridades.

Esto es así porque debido al excesivo coste que suponía y supone una distribución (mas en aquella época con proyecciones en 35mm.) los autores decidieron crear una campaña en su propia página web invitando a que los interesados en ver la película pudieran votar para conseguir un número suficiente de personas interesadas en llenar una sala de cine. Sólo en ese momento se proyectaría la película. El caso se convirtió en un fenómeno viral llamado Paranormal Activity (Oriel Peli, 2007) y consiguió una recaudación superior a los 193 millones de $. Probablemente una de las películas mas amortizadas de la historia del cine y origen de una saga conocida por todos que lleva ya 7 películas realizadas.

Sigue leyendo

Tienes cinco segundos para atraparme.

Skip Video

Tu produces, YouTube propone y yo dispongo. ¿Cómo preparar un verdadero spaghetti carbonara? no gracias estoy a dieta. ¿Un tutorial de cómo grabar vídeos en vertical? Paso. ¿El último videoclip de Bowie? Ya lo vi en Facebook, Twitter y Snapchat ¿El bootleg de un ensayo de Los Beatles? ¿La colección de goles de cabeza de Messi? ¿Toda la verdad sobre las Flos Mariae? ¿El enésimo cantajuegos? ¿El suicido on-demand de Auron Play? ¿Un gatito disfrazado de Chewbacca?  ¿Un remix de escenas de baile de películas de Tarantino? 

No sabes si estoy en busca de algo o estoy jugando al pepenador audiovisual, haciendo zapping a ver con que me top hasta que algo por fin me atrape. Lo único que sabes, aunque no lo hayas pensado, es que YouTube es el campo de batalla más complicado que hay. Esta jodida pantalla llena de atracciones y distracciones es la definición la competencia a nivel global: es Bryan Cranston contra el móvil de una niña de 12 años, es Vice News contra mi Go-Pro.

Dicen que no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Dice McKee -quien por cierto tiene un buen canal de YouTube–  que tienes el primer acto (de 20 a 30 minutos de duración) para atrapar al espectador. Ojalá. ¿Cómo diablos vas a explicar a tus nietos que ibas a una sala donde sólo había una pantalla para decenas de personas, donde no había conectividad y no podías interactuar más que con tu bolsa de palomitas?

Esto es la guerra y va mucho más rápido.¿qué puedes hacer para atrapar mi atención? si para cuando termines esta línea estará ya en una carrera de drones en medio de un bosque. Hay esperanza: la gente de YouTube te permite que por unos centimillos puedas colar tus videos entre esta marejada de opciones en forma de pre-roll y no sólo te regalan hasta los primeros cinco segundos que el espectador se tiene que tragar sí o sí antes de poder dar al Skip Video, sino que han hecho un estudio (The Unskippable Lab Experiment) para ver qué ingredientes debe tener para que funcione mejor tales como como humor, buen rollo (hasta en la música) y en la medida de lo posible, que no se vea tu logo en primer plano (¡Milagro!).  

Aunque para estos menesteres, nada mejor que consultar a los expertos de Innovación Audiovisual que ya han andado este camino algunas cuantas veces. Tienen tanto que decir que te da no para uno, sino dos sub-posts:

Sub Post 1:

9 cosas que necesita mostrar un vídeo en los primeros 5 segundos para atrapar nuestra atención

  1. Una banda sonora poderosa (música, línea de diálogo, sonido ambiental, o la mezcla de todos). – Fernando Santiago
  2. Intriga conceptual, visual o sonora. – Javier Pastor
  3. Gente desnuda – Eduardo Prádanos.
  4. Yo estoy en la línea de Fernando Santiago y Javier Pastor Cantera: buena BSO/Música de efectos para centrar la atención!! – Elena Neira.
  5. Originalidad con la función fáctica. – Pepelu Viñas
  6. Siguiendo doctrina de A. Damásio apelar al cerebro reptiliano. – Raúl Domingo de Blas
  7. Explosiones – Anita Schlosser
  8. Texto (hablo de un entorno como el de Facebook y no del vídeo en la televisión en el sofá de casa) – Nacho Gómez
  9. Disrupción: efectos de sonido que rompa la monotonía del bloque o banda sonora potente (bien ecualizada, XD) o lo contrario, silencio apabullante; imágenes de acción o planos no convencionales. – Victor Guerra Carratalá

 

Sub-Post 2:  

7 cosas que generan rechazo, aburrimiento, o cualquier sensación que lleve nuestra atención a otro sitio

  1. Me aburre cualquier tipo de imagen o uso de la banda sonora que nos referencie a cualquier tipo de lugar común – Fernando Santiago
  2. El “más de lo mismo” – Javier Pastor
  3. Famosos – Anita Schlosser
  4. Gente Vestida – Eduardo Prádanos. 
  5. Mainstream basado en gatos, pies o platos de comida. – Pepelu Viñas
  6. En línea con Neurociencias: mensaje dicotómico. Raúl Domingo de Blas.
  7. Cartelas y packshots (horror!!), título del spot, planos neutros – Victor Guerra Carratalá

Anexo: No me parecen tan decisivos los primeros 5 segundos, gran parte de los vídeos se ven por alguna recomendación, más o menos directa, a veces creo que es importante pensar en recompensar a esa porción del publico que tiene un poco más de paciencia y que a la postre, y en muchos casos, termina haciendo la labor del chino para toda la gente que solo como puré. Fernando Santiago

Post-roll a manera de epílogo. 
Tienes la vista cansada, se te caen los ojos, y sin embargo ahí, frente a tí tienes millones de espectadores clicadores dispuestos a llegar a lo que les propones, a no saltar el vídeo que les has colado en un prerrol con tal de que tenga algo, aunque sea una imagen, una nota musical, una frase que consiga llamar su atención. Piensa rápido, cuenta rápido, tienes cinco segundos para atraparme.

Connect + Develop rima con Innovación

Colossus_ConnectandDevelop

Imagen: Harpo Marx and Salvador Dali connected to develop a film!

En su último post COLOSSUS se apresuró a describir la nueva realidad user-centric o consumer-centric que tanto preocupa a los que pagan la fiesta: anunciantes y marcas entre los pocos. Descripción que llevaba a COLOSSUS a plantear una realidad 3.0. para el público en general y también en lo particular: siempre es ciudadano, consumidor y espectador.

Siguiendo esa línea de pensamiento… de reflexión sin links… y siempre en base a la titánica experiencia demostrada por COLOSSUS en el territorio del contenido, la publicidad y la nueva economía digital, nos hayamos ante un cambio que irrumpe en el pensamiento innovador convencional y que desea romper las reglas que se auto-impone la industria creativa (y cualquiera vamos). Un cambio que anuncia el final por etapas del Research & Development (I+D) que tan de moda se puso y tanto se empeñan en airear marcas y servicios (¡y agencias!). Sigue leyendo

La familiaridad con lo extraño

Fortaleza_Gormaz

Millones de personas en todo el mundo hacen grande el crowdfunding, cada día.

Todos los meses miles de proyectos consiguen atraer los recursos que necesitan para poner en juego sus ideas. La gran mayoría (el 75%) logran su objetivo con el apoyo de menos de 200 personas, es decir, grupos de escala muy manejable con quienes los creadores pueden establecer una relación directa, transparente y cercana.

Películas, conciertos, productos, eventos, empresas, inventos, cursos, escuelas, granjas, alimentos, cómics, proyectos solidarios, restaurantes, videojuegos, movimientos sociales, periódicos, viajes, libros, discos, proyectos cívicos …

Desde proyectos que necesitan unos cientos de euros a varios millones; desde aportaciones de 1 euro a varios miles … Sigue leyendo