Salud laboral

maroquotidien-plus-136883(1).jpgTodos los días revivimos momentos en los que el gobierno dice: para integración de… para los autónomos… reducción de jornada para y no es que con ello quiera decir que no se trabaja en pro de los derechos (y salud) de los trabajadores, sino que quizás no sé contempla que, la solución, no es la misma para todos.

Hoy, curiosamente coincidiendo con el Día de la Mujer Trabajadora, no pararemos de hablar del trabajo, de las condiciones, etc. Y como no -tara de publicitaria- aprovecho este real time, para hacer una reflexión del tema que nos importa tanto a todos. Resulta que, algo que no se respeta actualmente en muchas profesiones (aparte de las cañas de los jueves), es la salud laboral.

Sigue leyendo

CELEBRANDO. Febrero mes de la Radio

Mis intervenciones en este blog hasta el momento, siempre han ido acompañadas en el cierre por una canción alusiva a la temática, que pudiera ilustrar el contenido y aportar lenguaje sonoro, el poder emocional de la música.

Hoy voy a invertir el orden y también el sentido de esto, voy a empezar por la canción. Voy a convertir el post en Transmedia, con permiso del autor. Probablemente el creador también pudo dedicar ésta canción a la Radio y coincida conmigo en lo intercambiable del mensaje.

Una forma bonita de hablar de radio. Mi homenaje a la Radio:

Sigue leyendo

El corto es innovación y start up del cine español

 

logoeldiamascorto2016cuartablanco-2-150x91

Debido a los meses de no gobierno que nos ha tocado vivir, el pasado mes de julio hubo un parón del gasto ministerial que afectó a muchas cosas, entre ellas las ayudas a la cinematografía. Se quedaron colgadas la segunda fase de las ayudas generales (unos 10 millones de € que ponían en dificultad al sector del cine en España), las ayudas a cortos (realizados y sobre proyecto) y la asistencia a festivales. Con el nuevo gobierno, y por la vía rápida, el pasado 18 de noviembre se descongeló en el Consejo de Ministros las ayudas de generales, esos 10 millones que ahogaban al sector del cine y que impedían la producción de muchos proyectos ya casi en marcha. Hasta aquí todo bien, pero qué pasa con las otras tres líneas de ayudas, las dos de cortos y la asistencia a festivales. Siguen bloqueadas, y eso que entre las tres no llegan a una cuantía de un millón de euros.

Sigue leyendo

Yo inventaré el futuro por ti

el-turco

Y lo haré útil y emocionante.

Necesitamos que nos cuenten historias, pero también necesitamos creérnoslas. Justo ahí, la Inteligencia Artificial se enlaza con la innovación y las emociones. Y empezamos a hablar de coches, cohetes y hasta películas.

Pero antes de todo esto, llegó El Turco.

Sigue leyendo

Hacia una sociedad ociosa

26936670174_b190eef416_o (1).jpg

Los campeones de la cadena trófica tenemos sofá o, al menos, un rinconcito donde guarecernos mirando a las musarañas hasta al siguiente esfuerzo. Piensen en la laboriosa hormiguita y en el perezoso león. En torno al 9000 AC se sitúa la fundación de Jericó, la primera ciudad de la que se tienen evidencias y aquello era el inicio de un imparable desarrollo del sedentarismo urbano, de la especialización y, al final, de la liberalización del ocio. El homo sapiens sacó tiempo al atardecer para convertirse en homo ludens (Huizinga, 1938) y, con el andar de los siglos, se convirtió en un verdadero homo videns (Sartori, 1997).

A pesar de la inevitable convergencia (Spence, 2012) y de la era del acceso (Rifkin, 2000) a Internet o de la era de la información (Castells, 2005), lo cierto es que es indudable que siguen existiendo fuertes diferencias sobre el tiempo (cantidad) dedicado al ocio y sobre cómo (calidad) dedicamos nuestro tiempo ocioso entre unos y otros.

En este sentido, la incorporación de la mujer al mundo laboral supuso una revolución mayor que youtube y todo el video digital junto. La economía, la brecha digital y norte-sur, el paro, la conciliación de la vida laboral, el reparto de las tareas domésticas, la edad de jubilación, el envejecimiento de la población, las migraciones, el clima, la cultura, la religión y, por supuesto las políticas nos abocan a un empleo del ocio muy heterogéneo. Tan heterogéneo que el anciano concepto de Mass Media se está disolviendo a favor de micro-culturas nicho transnacionales e interconectadas (¿Cuántos espectadores/ consumidores/ clientes hacen falta para que un producto sea masivo? ¿Habrá éxitos realmente masivos en el futuro capaces de sumar mercados tan dispares como lo son la India o Nigeria?).

Probablemente los hábitos de consumo se polaricen: el tejido de la industria del entretenimiento será capaz de ofertar un abanico más amplio bajo demanda, una carta más amplia y diferenciada, y la existencia de mercados internacionales con convergencia idiomática y la tendencia a costes marginales de reproducción/ copia nulos (Rifkin, 2014) afianzaran esta economía de larga cola (Anderson, 2007).

Pero también veremos nuevos intentos de seducir mercados díscolos con centenas de millones de espectadores aún alejados de la órbita de Hollywood. Las costosísimas producciones  destinadas a copar las taquillas mundiales ya necesitan contar con la explotación internacional en sus cálculos sobre retorno de la inversión. En 2013 Pacific Rim (ambientación asiática) e Iron Man 3 (coproducción EEUU-China) consiguieron el hito de colarse entre las 10 más taquilleras del año en China. Algo histórico (ese mismo año allí, El Hobbit pasó desapercibido). En la India, que pronto será el país más poblado de la tierra, los gustos siguen impermeables a la producción occidental. Es cierto, sin embargo, que estar al final del top 100 en India aún significa tener un buen puñado de millones de espectadores. Pero también lo es que la maquinaría audiovisual india está en expansión y estrena en estos días Zee Mundo, canal bollywood doblado al español para el mercado latino.

Sin embargo, los factores citados arriba (economía, paro, etc) seguirán su propio curso alterando el factor de incidencia sobre el ocio contemporáneo. La presión por la competitividad industrial, por el ahorro de costes y por las ventajas competitivas es ya tradicional, incluso anterior a la Revolución Industrial. Pero, sin duda, el exponencial crecimiento de la computación e Internet han supuesto el inicio de toda una nueva era.

Estamos asistiendo al despliegue de flotas de taxis y autobuses autónomas casi mientras escribo este párrafo, en Australia una pizzería utiliza drones en lugar de repartidores de comida a domicilio, las mayores manufactureras del planeta abandonaron China hace años por países con mano de obra más barata (y ahora están volviendo al continente gracias a robots aún más baratos y al ahorro del transporte), e incluso los ejércitos modernos están siendo sustituidos por unidades autónomas robotizadas (Rifkin, 1995).

A la mejora incesante de la maquinaria, también hay que sumar el implacable e imparable desarrollo de los complejos algoritmos de la Inteligencia Artificial, y de las ignotas capacidades de la Impresión 3D (Ford, 2016). Con una actividad económica nada incentivada para mantener su mano de obra contratada, con una población en constante crecimiento (entre enero y septiembre de 2016 somos casi 65 millones más en el planeta), y también con una población en rápido envejecimiento en todo occidente (y alarmantemente en China) se otea un horizonte potencialmente rupturista con los usos actuales.

Y aquí empieza el lío: hay quien defiende que hay que quitarle el trabajo a los mayores para dárselo a los jóvenes, hay quien quiere prohibir cualquier progreso tecnológico para frenar la erosión del empleo, hay quien profetiza tiempos dramáticos (se habla incluso de la Singularidad) y, por supuesto, hay quien no quiere mirar a medio/ largo plazo.

Comienza a abundar la literatura al respecto desde diferentes prismas y en defensa de diferentes posturas. Pero la voz dominante es unánime:

-Hay que acortar la jornada laboral (ventajas para el empleo, para el medio ambiente y, según dicen, sin desventajas en competitividad- Ferriss, 2012).

-A medida que la robotización y la Inteligencia Artificial avancen, será necesaria una renta básica universal. Esta teoría, que se puede traducir como democratización del estado de bienestar, ha estado frecuentemente vinculado a discursas progresistas, pero lo cierto es que está siendo abrazado por los economistas más conservadores desde Hayek como única alternativa para mantener la demanda/ consumo (Ford, 2016).

Sean o no estás las soluciones, sí parece incuestionable que el tiempo dedicado al ocio en las economías desarrolladas crecerá en los próximos años. El nivel de ingresos, y el reparto entre las diversas actividades está por ver.

Continuará.

Soleá al VR

soleafoto

Uno de los placeres del verano es poder escuchar música tranquilamente. En ello estaba, disfrutando de uno de mis descubrimientos del año, Antonio Arias. Sus dos últimos discos son una fuerte apuesta por la experimentación y la prueba por la mezcla de distintos sonidos. No podemos olvidar que Antonio Arias ha formado parte de algunos de los grupos con mas influencia del panorama musical español, 091 en sus orígenes, Lagartija Nick o en los últimos años Los evangelistas.

Sigue leyendo

La lectura en los tiempos del móvil e Internet; cambios y desasosiegos.

Es costumbre iniciar el post con un breve resumen del contenido con dos objetivos: espantar al lector desinteresado en el tema y/o dejarle con la sensación de haberlo leído completamente sin pasar del abstract; y es que la cosa va de lectura, de los cambios de hábitos; de los cambios de formatos, papel, ebook; del imperio del móvil en comunicación, información, entretenimiento y relación social; del exceso de contenidos de todo tipo que tenemos que procesar; y del aumento de demanda del contenido audiovisual frente al texto. No va de autores, ni de industria editorial o de piratería.

leer en el baño Travolta pulp F

Si has pasado del resumen al contenido del post puede que haya sido animado por esta simpática foto de Vincent Vega leyendo “Modesty Blaise” en el baño, Mr. John Travolta en Pulp Fiction. Sí, y por empezar en modo escatológico, ya no se lee en el baño, o se lee poco.  No hace mucho, si no querías acabar leyendo el etiquetado de los envases de champú o gel, había que agenciarse revistas (no entremos en temáticas), cómics o libros. No, ahora vamos al baño con el móvil o la Tablet para el “momento All-Bran” y nos dedicamos a revisar mails, actualizar estados o darle al “me gusta”; no puedo afirmar (no tengo datos) que también se use el móvil en este reducto de privacidad para leer post atrasados de Innovación Audiovisual, por ejemplo.

Este cambio en los hábitos de lectura se ha trasladado al Metro, al autobús, al parque, a la tumbona y hasta al dormitorio; confiesa ¿desde cuándo no hay un libro en tu mesilla? ¿Desde cuándo no abres el ebook antes de dormir? Sigue leyendo

Snapchat, ese enigmático objeto de deseo

 

shutterstock_414985579

Cuando nos juntamos los que trabajamos en redes sociales lo normal es que primero compartamos nuestros datos de alcance de Facebook y nos entristezcamos o consolemos juntos. Pero después, una vez roto ese primer hielo, hablamos del otro GRAN TEMA: Snapchat. ¿Tienes alguna cuenta? ¿Cómo te va? ¿Qué subes? ¿Cómo mides? ¿Merece la pena?

Los mayores de 25 años no lo entendemos y los menores de 25 tampoco logran explicarnos muy bien por qué mola tanto, más allá de que se ríen mucho cuando nos lo cuentan y nos enseñan su última actualización. Pero lo que es incuestionable es que es una red cada vez más fuerte e influyente y que más nos vale lograr generar contenido interesante para que sus usuarios lo consuman si queremos tener una vía de comunicación con ese público tan deseado, tan anárquico y tan difícil de captar: el adolescente.

Sigue leyendo

Dime que hago, tengo el móvil en la mano.

DSC_0182Escribir en un blog donde hay tantos creadores no es fácil. Me dedico a poner la tecnología al servicio de los medios de comunicación, nuestro rol, así lo entiendo, debe ser el de ayudar a los creadores a llevar a cabo sus ideas, no al revés. Todos aquellos que nos dedicamos al desarrollo de software deberíamos saber cuál es nuestro lugar en el mundo. Los creadores son aquellos que se preocupan del alma de la gente, de hacerles reír, soñar, llorar…gritar!.

La tecnología está al servicio de esto. Sabiéndolo tenemos medio camino ganado. Quizá he tardado más tiempo que debía en darme cuenta de algo tan tonto. Ahora todo es más sencillo. Pero esto solo es parte del problema o visto en positivo, del reto, el de la monetización del contenido, y ahí los de “la tecnología” tenemos cosas que aportar y cosas que defender. Aportar porque vemos donde otros solo ven un vacío, y defender porque deberíamos preocuparnos de que las cosas lleguen a los usuarios generando beneficio.

Partiendo de esta base: Tecnología > Creación > Ingresos  voy al fondo de lo que quería contar: la TV Social y su implantación real en España. ¿Es posible que productoras y televisiones creen contenido relevante de participación de la audiencia? Esta pregunta se la hacía a varios “innovadores” hace poco. Su respuesta no tenía duda: “por supuesto” y añadieron “es clave y necesario para diversos formatos”.

La realidad (el Mercado) nos dice que ambas cosas son complementarias y quizá contradictorias, por un lado son pocos aún los que hacen participar a sus audiencias en redes integrándolas en pantalla y en el mismo desarrollo del programa del que se trate y por otro, todas, o casi todas las cosas que hacemos con nuestro clientes, tienen unos índices de interacción brutales. ¿Qué es lo que pasa? ¿Qué sucede para no reconocer que los usuarios ven la TV con el teléfono en la mano y con enormes ganas de hacer actividades que les entretengan? Después de darle vueltas hay varias conclusiones pero me quedo con una. Este tipo de acciones necesariamente las tienen que liderar creadores que entiendan perfectamente a su audiencia, que quieran aportarles valor y que vean en estas actividades vías de monetización. Mañana, en nuestro Foro, vamos a conocer a unos Señores creadores, que entienden a su audiencia y ven en estas actividades vías de monetización: El Ministerio del Tiempo –Pablo Lara y Agus Alonso

Adjunto también un cuadro que entiendo que es útil para un proceso de integración de redes sociales en pantalla de televisión. Son todas las palancas y acciones posibles en cada una de las fases. A nosotros  nos ayuda muchísimo. Confió que a vosotros también.

@agallor

Sustituyamos las escuelas por videojuegos

playstation

Después de un duro día de colegio o de instituto, el niño o el adolescente que perfectamente podrían protagonizar esta historia solo tiene un deseo: lanzar su mochila al suelo y encender su Playstation. Mientras camina de vuelta a casa va decidiendo a qué juego jugará hoy. Lleva dos semanas jugando al de disparos y le apetece cambiar, y su juego de aventuras favorito ya se lo ha pasado tres veces en la dificultad máxima. Pero cuando por fin este chaval se decide por el juego de fútbol, recuerda la norma que le han impuesto sus padres: nada de consolas hasta que no termine los deberes. ¡Y la de deberes que tiene para el día siguiente!

No es un secreto para nadie que los jóvenes aborrecen las clases y adoran jugar. Tampoco es un secreto que los llamados “juegos educativos”, ese intento de híbrido entre el conocimiento impartido en las aulas y  los videojuegos, no ha podido competir con los FIFA, los Call of Duty, los Uncharted y los Assasins Creed. Pero si no han funcionado es porque estos “juegos educativos” están mal planteados, porque me atrevo a decir que no existe un medio mejor que el videojuego para sustituir a las escuelas en el futuro, y me atrevo a decirlo en base a estas tres claves:

Sigue leyendo