b8dc57b7751dd0d3a621eace9cd7391b-2

“La mente es como un paracaídas, no sirve si no está abierta”. Frank Zappa

La de hoy es una fecha cantada. El 7 de Septiembre. Sonora más bien. Las efemérides del calendario dicen que hoy, 7 de Septiembre, además, es el día que nació Chrissie Hynde, cantante de Pretenders. Como habréis registrado este día además dio título a una hermosa y conocida canción de Mecano que rendía homenaje a los amores que no terminan, ni con los aniversarios, incluida en aquel álbum Aldalai en los inicios de su etapa “mística”. El 7 de Septiembre fue también la fecha para el primer concierto de presentación en UK de Led Zeppelin. Esta conjunción creativa, artística, astronómica, calendárica… me da pié para iniciar este post con algunos comentarios sobre qué nos está pasando con la música en directo.

Algo tan innovador como prohibir los móviles es lo que anuncia la banda King Crimson con Robert Fripp al frente, para los directos que ofrecerán en Madrid y Barcelona el próximo Noviembre. Así lo ha comunicado la oficina de Doctor Music desde el momento de anunciar la gira y así aparece indicado en la página web de estos conciertos, en lo que revelan como la octava reencarnación de los Crimson: Aviso Importante: “ESTE ES UN CONCIERTO LIBRE DE TELÉFONOS MÓVILES”.

¿Habrá algo más innovador en los tiempos actuales que poner en cuarentena la tecnología?

Además de los “históricos” argumentos de privacidad y derechos legales, desconozco las razones que han llevado a la banda a tomar una decisión de este tipo, en estos tiempos parece como querer poner puertas al campo.

Siempre estuvo prohibido grabar conciertos, hacer fotos, etc. a pesar de lo cual hay miles de grabaciones de todas las giras, de todos los artistas, muchas se han editado, de forma pirata y se han puesto a la venta en formatos físicos y por supuesto en internet se pueden encontrar todas las grabaciones y directos que podamos imaginar. Por cierto, en otro orden de cosas, los Rolling han convertido en documental su último concierto de La Habana, que se estrenará en cines próximamente, esto que puede parecer innovador, “transmedia”, fue inventado hace décadas por otras muchas bandas, Pink Floyd los maestros.

Los teléfonos móviles hoy son como los mecheros en las giras del siglo pasado (antes de aparecer los móviles), cuando llegaba la balada, la canción melódica, por ejemplo, cuando los Stones iniciaban los compases de Angie, los estadios se llenaban de destellos de pequeñas llamaradas, de bengalas, que pretendían establecer una vía de interacción con la banda. Era otra forma de comunicación entre el público y los músicos, otra forma de respuesta por parte del público para expresar la emoción.

Hoy esta imagen ha sido sustituida por la de los teléfonos móviles que pueblan de luces de forma ininterrumpida por todos los ángulos donde alcances a mirar en cualquier concierto. Tan solo Bruce Springsteen con sus 4 horas de concierto es capaz de agotar a los asistentes que en algún momento se ven obligados a guardar sus móviles y disfrutar/vivir el momento con toda su atención.

Al margen de cuestiones sobre derechos legales, en mi opinión la motivación de los Crimson tiene que ver con esto: olvídate del móvil disfruta del concierto, deja de mirar el concierto a través de la pantalla, pon toda tu atención en lo que aquí está pasando, esto es una experiencia con el arte, con la música, deja de tuitear, guasapear… y vive el momento, esto es música en directo, esto es un momento irrepetible, el mejor lugar para guardarlo es tu retina y tu memoria emocional. Un lugar único donde sentir el sonido, conectar con lo que sentimos que es donde la música despliega su poder.

La frase de Frank Zappa al inicio “La mente… abierta”, nos invita a pensar que él estaría de acuerdo con esta propuesta sobre el manejo de la tecnología. Esto adquiere más valor desde el conocimiento del personaje. Icono transgresor de la música desde sus comienzos en los años 60, publicista, verdadero innovador, disidente, inventor, ensayista, virtuoso, transformador, inspirador, vanguardista, escritor, cineasta, pintor, político (llegó a hacer campaña a la Presidencia de los EEUU), a veces subversivo, provocador, con una inagotable capacidad creadora, desde luego polifacético y siempre comprometido con la búsqueda de cambios positivos. Nunca paró de experimentar con la música y la tecnología. Defendió el Rock como cultura, su capacidad de transformar y reivindicar. Su obra es un ejemplo de la defensa de sus valores. Es uno de los músicos más influyentes de su época y hoy lo podemos considerar uno de los grandes de la música contemporánea que ha pasado a la historia junto a los grandes músicos como Bach, Mozart, Beethoven, etc.

Para Zappa la música era una camino donde buscar la provocación y la reflexión a través de la innovación. Una invitación para usar la mente. Os invito a leer su interesante biografía o alguno de sus libros.

Inolvidable experiencia para mí fue su primer concierto en Madrid, en el año 79, en uno de los mejores momentos de su carrera, presentado uno de sus grandes trabajos, Sheik Yerbouti, grabado en directo, como buena parte de sus discos. Era la víspera de mi cumpleaños, allí apareció Zappa, batuta en ristre, para dirigir su orquesta innovadora y surrealista. Lo que allí vivimos no tenía precedente y no eran móviles lo que abríamos, sino paraguas, paracaídas virtuales, mentes reales. Si hubieran existido en la época, habría sido un delito estar pendiente del móvil…

ArticleSharedImage-58511.jpg

Hace unos meses otro momento llamativo ocurrió en un concierto de Adele, la artista paró en mitad de su actuación para llamar la atención de una asistente que no paraba de grabar: “estoy aquí, puedes disfrutar de la vida real” le dijo.

Esto nos ofrece otra oportunidad para hacer alguna sencilla reflexión sobre como la tecnología afecta a nuestro comportamiento y lo que es más importante, como nuestros hábitos se ven cada vez más condicionados por la tecnología y en consecuencia cuales son, o serán en el futuro, los efectos sobre nuestra manera de relacionarnos con la vida, de vivir experiencias, sobre nuestra manera de sentir, pensar y percibir el mundo. Merece la pena cuando inventamos, cuando pensamos en como usar la tecnología, buscar que esto sea en nuestro beneficio y en el de los demás.

Un reciente estudio realizado por la Escuela de Psicología de la Deakin University en Victoria, Australia, revela que ir a conciertos habitualmente te hace más feliz, la experiencia de la música en compañia se hace más enriquecedora y quienes viven esto con frecuencia muestran niveles más altos de satisfacción con su vida.

textoza-2

De igual forma que hoy llama la atención esta iniciativa de King Crimson, no tardaremos en descubrir como el móvil es una herramienta de comunicación e interaccion con los artistas en directo, que ayuda a elegir el repertorio en tiempo real, a responder mensajes desde el escenario, a crear canciones…, videos en directo, un ingrediente más del espectáculo.

Esta nueva forma de vida conectada, a través de dispositivos, 24/7, ¿Cómo serán los cambios que pueda introducir sobre nuestra forma de percibir la realidad? Y aquí aparecen los fantasmas, ¿estaremos haciendo realidad la profecía orwelliana de 1984?, ¿serán los dispositivos tecnológicos los que alimenten nuestras mentes y dirijan nuestros modelos de pensamiento…?

Por suerte cada vez tenemos más opciones, más capacidad de elección, como decía Albert Camus, “La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor”.

 

Este año el curso político se adelantó. Arranca la temporada radiofónica, se inician las clases. Pronto sabremos, si antes los rigores de este verano no acaban con nuestra alquimia cerebral, si hemos vivido el verano más caluroso de los tiempos desde que se tienen indicadores (big data), si esto es un síntoma del cambio climático o si se debe a ciclos térmicos por los que evoluciona el planeta creando veranos de altas temperaturas como el actual, que nos llevan a pasar por sofocantes investiduras.

Comienza el otoño, caen las hojas y también algunas certezas, los arboles se cubren de una bellísima gama de ocres, rojizos, una nueva paleta de colores entra también en nuestros pensamientos. La mente crea nuestra realidad, somos mente, somos lo que pensamos, disfrutemos sin interferencias.

FELIZ OTOÑO, cuando llegue…

Imagen: Changemarks.com