Las reinas del Youtube en España no son quienes tu creías

32772181301_78a5526fdb_o

Hace apenas unas semanas tuvo lugar en Madrid la Tubecon Spain reuniendo a más de 200 youtubers; creadores del Siglo XXI celebrando sin tapujos su profesión. De entre esos 200 algunos de los que más seguidores aglutinan en sus canales son mujeres. Es más, hace justo un año también se celebró el encuentro #ChicasenYoutube para destacar la visibilidad e importancia de las mujeres en la plataforma.

YellowMellow, Dulceida, Lunadangelis, Abi Power, Verdeliss, Soy una pringada o una pionera como Isasaweis son algunos de los nombres que se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en las reinas del youtube patrias. Pero como decía Luis María Anson en cada concurso de belleza en que ejercía de jurado (uno de sus momentos más #Ranciofacts): “no son todas las que están, ni están todas las que son”.

Efectivamente, si hablamos del top de youtubers españolas, es fácil que ninguna de ellas se merezca estar ahí. Tirando de datos objetivos como número de subscriptores, media de reproducción de sus vídeos o (probablemente) nivel de ingresos, lo cierto es que las verdaderas jefazas del cotarro son otras. Chicas de las que se sabe poco; en muchos casos ni su nombre.

Es más, son personas con legiones de seguidores pero de las que no conocemos ni que cara tienen. 

Quien tenga un hijo pequeño y no tire de Youtube que lance la primera piedra. Esto es así: hoy día la plataforma de vídeos es un aliado básico para poder compaginar a ratos la vida familiar con la laboral y con la privada. Sobre niños y Youtube, qué, cómo y cuánto se puede hablar largo y tendido (ahí dejo el guante por si algún compañero lo quiere recoger) pero no es lo que me ocupa ahora. Yo de lo que quiero hablar es de las youtubers que se dirigen al público infantil.

Porque lo cierto es que ellas si que son las que se llevan la palma, quienes consiguen robarle el show al concepto tradicional de youtuber para arrasar con una fórmula sencilla y ultra eficaz: vídeos de unboxing para niños. Y ojo, que no hay que confundirlas con los canales protagonizados por niños que tan bien han funcionado; nuestras youtubers van un paso más allá en repercusión y se calcula que su negocio puede generar hasta 6 mil euros diarios. 

Frente al youtuber que da la cara con una constante presencia en plano, estas creadoras optan por desaparecer, limitando su presencia a voz y manos para ceder todo el protagonismo a aquello que su público más ansía ver: el producto. Llegados a este punto habrá quien piense que abrir juguetes o regalos no conlleva creación ninguna, que es algo que no se puede comparar al trabajo de un youtuber más al uso… Todo lo contrario, las creadoras de estos canales hacen alarde de una capacidad de trabajo, creación e innovación dignas de aplauso, como veremos más adelante.

Pero antes, repasemos algunas cifras de las youtubers “al uso” en España:

YellowMellowMG, por ejemplo, tiene 1´5 millones de subscriptores en su canal. Los vídeos que cuelga raramente bajan de 300 mil visionados, con picos de millón y algo o hasta dos millones en algunos que tienen entre 1 y 2 años de antigüedad. Lunadangelis, por su parte, se mueve en unas cifras similares.

Si nos vamos a canales más cañeros por humor o temática encontramos que Abi Power o Soy una Pringada tienen 350 y 74 mil seguidores, respectivamente. Sus publicaciones se mueven en una horquilla de reproducción que van desde las decenas de miles a picos de 400 mil.

En el caso que temáticas más adultas vemos como Verdeliss y su canal centrado en embarazo y maternidad consiguen reunir a casi un millón de subscriptores. Aquí los vídeos publicados tienen una media que supera el medio millón de visionados, con picos muy altos (coincidiendo con eventos como partos de la protagonista, etc.) de 4 y 13 millones en publicaciones de hace 3 o 4 años. Por su parte Isasaweis aun reúne a más de 400 mil seguidores en su canal de belleza y consejos (a pesar de haber ido migrando a medios más tradicionales), aunque sus posts rara vez alcanzan los 100 mil visionados; cifras muy lejanas a los 2 y 3 millones que tenían en su momento de esplendor (¡Hace 7 años!).

Todos estos números son impresionantes, dignos de alabanza y la envidia de casi cualquier marca o departamento de marketing. Y sin embargo, si nos adentramos en el mundo de las youtubers infantiles vemos que se puede llegar más lejos; bastante más lejos.

Mejores Juguetes:

Nos encontramos ante la que, para mí, es una referencia absoluta en el sector. Este canal, identificado por el dibujo de una niña bruja, es un ejemplo de capacidad de publicación y de inventiva. Su base es el unboxing puro y duro, pero siempre con una vuelta de tuerca a la hora de desarrollar dinámicas con los juguetes, preparar huevos sorpresa caseros o explotar el potencial de las franquicias de dibujos animados.

A día de hoy, mejores juguetes tiene cerca de 4´4 millones de subscriptores, casi el triple que el más destacado de los casos anteriores. Y lo increíble es que la cifra no para de crecer, ya que hace un año era de 1´7 millones ¡Menos de la mitad! Sus vídeos se colocan rozando el millón de visionados entre el mismo día de la publicación y el siguiente. Los que tienen una o dos semanas suelen rondar entre 2 y 5 millones. Sus vídeos más exitosos alcanzan un difusión prodigiosa, logrando medias de más de 50 millones de reproducciones y picos que van hasta cerca de los 150 millones de reproducciones, como el que se incluye junto a estas líneas.

Mejores juguetes ha sabido crear contenido y ahora incluye una serie de animación (“La brujita Tatty”) de una calidad más que razonable. También destaca la serialización de sus vídeos con juguetes con ejemplos como “las aventuras de bebé” en los que un mismo muñeco protagoniza diferentes contenidos y se muestra un amplio catálogo de juguetes.

La capacidad de interpretación y entusiasmo de la responsable del canal han creado escuela y es fácil ver cómo otras muchas youtubers infantiles copian su estilo el hablar, al crear historias, sus músicas de fondo, etc. Lo que sea por lograr asociarse a la marca de más éxito.

Toys on the go.

Otro case study apabullante que reúne a 3 millones de seguidores en su canal. La formula, muy similar a la anterior, aquí aporta una marca de la casa con el uso del stopmotion para crear auténticos “cortos” con los diferentes muñecos. Al igual que su rival, también ha duplicado subscriptores en un año; un crecimiento exponencial imparable.

Sus cifras de reproducción no son tan aplastantes como las de “Mejores Juguetes” y suelen quedarse entre los 300 y los 700 mil visionados, en sus primeras semanas. Algunos paran aquí, pero otros muchos alcanzan el millón y pico en uno o dos meses.

Los vídeos clásicos, con un par de años de antigüedad, se disparan hasta los 30, 60 o 90 millones de reproducciones, contando con el autentico record de unboxing en España: el vídeo de Pocoyo que se puede ver unas líneas más arriba supera los 300 millones de visionados.

Hay otros cuantos ejemplos más como “Juguetes Toys”, “Solo juguetes” o “Juguetes felices” en Sudamérica que suponen variaciones sobre la misma formula. Según el caso se añaden efectos de sonido a los vídeos o efectos digitales para dotar de más vida a los muñecos, se secuencian las ficciones que inventan, se añaden sumarios o ganchos de contenido, etc. Un despliegue de creatividad y técnica de primer nivel con tal de captar la atención de los pequeños.

Y es que todas ellas tienen claro que la clave es conseguir gustar la primera vez. Porque a diferencia de los adultos, los niños quieren ver lo mismo una y mil veces (saber qué va a pasar les produce más satisfacción que no saberlo). Esto es lo que hace que sus usuarios repitan y repitan y terminen por hacer que los vídeos alcancen un ratio de visionados a los que ningún otro difícilmente podemos aspirar.

En definitiva, nos encontramos a un grupo de creadoras que han sabido elegir muy bien su target, que se esfuerzan por crear contenidos de calidad para éste, que se valen de los contenidos y franquicias internacionales para hacer, en mi opinión, desarrollo transmedia del mismo y que obtienen una línea clara de ingresos por su volumen de negocio (bien sea por publicidad en la plataforma, bien por alianzas con marcas jugueteras).

Un ejemplo perfecto de cómo enfocar la comunicación en Youtube y un tipo de contenido al que los profesionales deberíamos atender más y más en serio; porque hay mucho que aprender de él.

Foto credit: Lawrence OP vía Flickr.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s