Estas pasadas vacaciones  Breanna Mitchell visitó el campo de concentración de Auschwitz. Y pensó que era una buena idea inmortalizar el momento en un colorido selfie donde lucía su bonita sonrisa. Al poco de compartir la foto en sus redes se convirtió en trending topic mundial. Y así Breanna, una anónima chica estadounidense, fue la tonta de guardia de unos cuantos soleados días de agosto. La insensible Breanna, la comehamburguesas sin cerebro que frivoliza con el exterminio de millones de personas.

Breanna

Me compadezco de Breanna, todo el mundo se siente en el derecho de juzgarla, aunque solo la conozcan por una puñetera foto. Un mal día lo tiene cualquiera; si hicieran públicos los momentos más cuestionables de la vida de cualquiera de nosotros, probablemente el resultado sería bastante patético. Y más cuando los verdaderos prejuicios suelen estar con frecuencia en los ojos que miran.

Puede que Breanna solo buscara reivindicar que ella también está viva, mostrando su particular paraiso de selfis y vacaciones en lugares lejanos y exóticos. Pero dio un mal paso y la jauría estaba al acecho, buscando un trozo de carne sobre el que hincar sus afiladas ocurrencias.

Aunque se pueden llegar a dar pasos mucho más trágicos.
Como el que dio la pareja de esta noticia. Buscaban el selfie más original; y era necesario dar un paso más hacía al acantilado para lograr el encuadre perfecto. Y ése paso más les llevo a resbalar y precipitarse al vacío delante de sus hijos que contemplaban la escena. Murieron; cuando quizás como Breanna, solo querían proclamar que estaban vivos y que participaban del gran espectáculo de la vida.

acantilado

Parece que Pedro Bravo asesinó a un compañero de piso en Florida.
La policia está convencida. Al rastrear su iphone descubrieron que había pedido ayuda al aparato, a través de los comandos de voz, para ocultar el cadáver.

pedro bravo

De ser esto cierto, Pedro Bravo sería un buen ejemplo de la confianza ilimitada que depositamos en la tecnología. Ese Dios de nuevo cuño que nos ayuda a encontrar nuestro paraíso, sea al que sea; aunque sea esconder un cadáver. El Iphone le sugirió pantanos, vertederos y altos hornos como opciones interesantes para ocultar al fiambre.

No sé di Pedro habrá aprendido que matar esta mal. Pero seguro que ha caído en la cuenta que aunque la tecnología es neutra moralmente; lo mismo ayudar a combatir la alopecia que a deshacerse de compañeros de pisos molestos; tiene mucha memoria, se acuerda de absolutamente todo.

Muchos aficionados del PSV, equipo de fútbol holandés, están en contra de la conexión wifi que se ha instalado por el estadio. Puede que os preguntéis; ¿por qué?

Son apabullantes las ventajas de un smartphone con una buena conexión wifi en un partido de fútbol. Sin embargo estos hinchas tienen una objección; “el wifi distrae a la aficción de animar al equipo”.

psv_2

Quizás animar al equipo es lo único que da sentido a que existan los hinchas, e incluso a que exista el fútbol como espectáculo de masas. Así que esa pequeña objección no ha caído en saco roto, y muchos otros clubes han paralizado las instalaciones de conexión wifi en las gradas.

Hablando de enumerar ventajas apabullantes, nada tan bueno como este vídeo. ¿Qué han hecho los romanos por nosotros?.

Los romanos trajeron muchos avances extraordinarios, como tantos imperios. Pero toda moneda, por valiosa que sea, tiene una cara y una cruz. Incluso el agua, fuente de vida y componente primordial de nuestro cuerpo; tiene un reverso tenebroso, y puede volverse en nuestra contra para matarnos de modo inmisericorde. Si alguna vez encontráis una moneda sin ninguna cruz, y con dos caras, probablemente sea falsa.

Las aguas del Imperio Romano lo inundaron todo de progreso. Aunque es su curso ahogaron muchas voces que tan solo pretendían reivindicar su propia existencia. Tanto Breena, como la desventurada pareja del acantilado, los hinchas del PSV e incluso Pedro Bravo (a su delictiva manera); parece que solo querían que su cara le sonriera a la vida. Pero la Diosa de nuestro imperio, la tecnología, como toda Diosa suele ser a veces egoísta y caprichosa. Y uno puede terminar crucificado, de manera más o menos metafórica.

@FernandoArtevia