Interactividad y Pantallas

pantallas interactivas

Hace un tiempo, me encontré con unos datos que llamaron particularmente mi atención. Según los hábitos de consumo detectados en el estudio de Google “The New Multi-screen World: Understanding Cross-Platform Consumer Behavior”, se definen las diferentes funciones para cada pantalla de la siguiente manera: los ordenadores informan, los smartphones conectan y las tablets entretienen. ¿Y la TV? Es el catalizador de búsquedas. Esto quiere decir que utilizamos los demás dispositivos para desarrollar una experiencia que comienza al ver la televisión.

Y yo me pregunto, ¿Ya está? ¿Es ése realmente el único uso al que está destinada nuestra querida televisión, la más extendida y utilizada de las pantallas?

Nuevos usuarios, viejos medios: el camino hacia la obsolescencia.

Es bastante evidente que existe una gran diferencia entre ver vídeos y películas desde plataformas móviles y  hacerlo desde la TV. A través de tablets y smartphones, el vídeo se va convirtiendo en un artículo de consumo cada vez más social, al mismo tiempo que la televisión se utiliza para ver programas tradicionalmente lineales y de menor interactividad. Se podría decir que, cada vez más, la televisión se utiliza como esa vía de escape de un entorno que es progresivamente más exigente con nuestro nivel de atención, proponiendo una oferta de entretenimiento simple y sin complicaciones. Sigue leyendo

La televisión que podríamos inventar

3004458325_c04180e83f_o

Probablemente habréís escuchado alguna vez que “en el mundo de la televisión ya está todo inventado”. Lo han afirmado ilustres profetas del audiovisual como Chicho Ibáñez Serrador o Carlos Navarro, “El Yoyas”, entre otros.

Recuerdo que tal cosa ya se afirmaba en el sector durante los años 90. Y luego llegaron los “reality shows” y, para bien o para mal, lo pusieron todo patas arriba, como debe ser. El 20 de julio del año 2000 (sí, hace ya 14 años) se emitió el último programa de la primera edición de Gran Hermano y alcanzó unos datos de audiencia apabullantes: un 70,8 de cuota de pantalla con 9.105.000 espectadores. Cifras sólo al alcance de contenidos de excepcional interés como la reciente final del Mundial de Futbol en Brasil con un 64,9% y 10.693.000 espectadores.

Actualmente disponemos de unos medios y una tecnología que nos podrían ayudar a reinventar de nuevo la televisión y hacerla muy distinta a como la conocemos: más completa, más social, más interactiva. Pero ¿estamos aprovechando esta oportunidad?

Sigue leyendo

“2nd Screen”: 60 años de historia

hugo3

Era 1992 y  todavía recuerdo estar pegado al televisor viendo a este troll llamado Hugo, de origen danés, con un espacio propio dentro del  programa presentado por Carmen Sevilla, el Telecupón. En éste, los espectadores desde casa podían dirigir a Hugo por las vías del tren utilizando las teclas del teléfono de casa.   Más tarde y debido a su éxito, se creó un espacio único, Hugolandiadonde los niños tenían que usar el teléfono de su casa para jugar con este simpático duende y  el ganador del día podía participar en la gran final semanal que se emitía los domingos. ¿No os parece una grado máximo de interacción para aquella época? 

Por esas fechas, no existían los smartphones, ni las aplicaciones y menos aún, el concepto de segunda pantalla como hoy en día se entiende. Entonces ¿qué se buscaba? Simplemente  interactuar con el espectador y provocarle un sentimiento de participación con  el programa. Es decir, pasar de un consumo pasivo a uno activo. Y el Show de Hugo, no fue, ni mucho menos, el primer intento de interactividad, ya que la historia de la segunda pantalla cumple ya más de 60 años. Así que hagamos un breve repaso. Sigue leyendo