Navidades: campañas con campanas, y muchas luces.

bells-548090-copia

Para la mayoría de marcas y compañías comerciales, la campaña de Navidad supone un especial esfuerzo al que dedican una gran variedad y cantidad de recursos. No en vano, se trata de una de las épocas de mayor actividad comercial del año y cada marca busca la forma de fijar su mensaje en las mentes de los consumidores. Como resultado se produce una saturación excesiva derivada del bombardeo constante de publicidad y el consumidor puede resultar aturdido, pero no todas las campañas fracasan.

Entre todo este exceso y derroche tan navideños, muchas compañías invierten grandes dosis de tiempo y esfuerzo en diseñar una campaña efectiva que logre una amplia difusión y cobertura. De esta forma tratan de conseguir que su mensaje destaque sobre el de la competencia y fomentar su recuerdo por parte del espectador.

Nadie se libra.

En un contexto tecnológico como el de hoy, donde los contenidos de vídeo se consolidan como la mejor opción para transmitir los mensajes de las marcas, la alta competitividad del mercado se traslada a la televisión, a internet y en definitiva, a cualquier pantalla o soporte donde puedan impactar a su audiencia.

 

 

Con más de 10 millones de visitas en apenas tres días, la compañía británica John Lewis y su perro Buster se han colado entre los 10 vídeos del momento en YouTube. Este anuncio, encargado a la agencia Adam&Eve/DDB, sobrepasa con creces los resultados cosechados por otras grandes campañas como la de Burberry, (que se rumorea que ha sobrepasado los 10 millones de libras) que en algo más de diez días acumula unos 5 millones de reproducciones.

 

 

La anticipación y la planificación, fundamentales.

La realidad es que buena parte de la responsabilidad sobre la diferencia entre el éxito obtenido por una u otra campaña se relaciona directamente con la planificación y preparación de su lanzamiento. En el caso de John Lewis, conscientes de que sus anuncios generan gran expectación cada año, y reforzados por sus experiencias obtenidas el año anterior con su campaña “Man on the Moon”, prepararon una serie de teasers previos al estreno del anuncio y que distribuyeron a través de Twitter con su propio hashtag, incrementando la curiosidad de los espectadores y generando un excelente ambiente previo a su lanzamiento.

 

 

Dejad que los demás hablen de mí.

Otro factor relevante en la difusión del mensaje y creación de valor que explica la mayor repercusión de uno u otro se encuentra en el contenido generado por los demás. En menos de 48 horas abundan las parodias del anuncio, las versiones alternativas, memes y remixes varios, que permiten que la conversación sobre el spot y la marca siga activa e incluso se extienda por conversaciones que se alejan de su círculo habitual. De una forma u otra, este material contribuye a generar ruido social y, por tanto, la tan buscada visibilidad frente a la competencia.

A continuación os dejamos algunos de estos montajes creados por los propios consumidores.

Y vosotros, ¿qué opináis?

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s